Selecciona Edición
Iniciar sesión

Estados Unidos creó 2,65 millones de empleos en 2015

El paro se mantuvo por tercer mes consecutivo en el 5%, el más bajo en ocho años

La economía de Estados Unidos despidió el año sumando 292.000 nuevos ocupados en diciembre, un rendimiento muy sólido al final de 2015 que elevó la creación de empleo para el conjunto del ejercicio a 2,65 millones de personas. El dato es mejor de lo anticipado pese a los signos de debilitamiento que reflejan algunos indicadores. El paro se mantuvo por tercer mes consecutivo en el 5%, el nivel más bajo en casi ocho años, porque más de medio millón de personas se incorporaron el mercado laboral.

El dato de empleo de noviembre fue determinante en el cara y cruz de la Reserva Federal para decidir la primera subida de tipos de interés en nueve años y medio. El de diciembre también era importante, pero por un motivo más similar al de septiembre, tras un verano de vértigo. Wall Street esperaba con ansia que sirviera para calmar los ánimos en este turbulento arranque del año, el peor de la historia del parqué, por las tensiones financieras en China.

El consenso de mercado anticipaba la creación de 215.000 empleos en el último mes de 2015. La Fed considera que bastan con 100.000 empleos para reducir el paro, pero un dato tan débil tenía un claro peligro en la situación de incertidumbre actual. El indicador de noviembre se ajusta ahora al alza, a 252.000 empleos de nueva creación, y el de octubre queda definitivamente en 307.000 empleos. Lo que está por ver es si este rendimiento se mantiene en 2016.

EE UU creó empleo durante el último año a una media de 220.000 nuevos ocupados mensuales, en el segundo mejor año desde 1999. Es un ritmo sólido para una economía que crece ligeramente por encima del 2%, claramente por debajo del potencial. Y aunque la contratación se modera frente a los 3,1 millones de empleos en 2014, el rendimiento del cuatro trimestre bastó para encadenar los dos mejores años de creación del empleo en 15 años.

La tasa de participación laboral subió al 62,6% porque hay más personas buscando trabajo de forma activa, lo que explica que el desempleo se mantenga estable pese a la robusta contratación. Si se tienen en cuenta los seis millones que siguen forzadas a trabajar a tiempo parcial y los 1,8 millones apartados del mercado laboral, la tasa de subempleo sigue doblando el paro. Los salarios, entre tanto, se estancaron en el mes aunque crecieron un 2,5% en el año.

Esperando más datos

El acta de la última reunión de la Reserva Federal reveló que los miembros necesitan más datos antes de decidir la próxima subida de tipos de interés, especialmente del lado de la inflación. El precio del dinero está ahora en una horquilla que se mueve entre el 0,25% y el 0,5%, tras el alza de un cuatro de punto adoptada en diciembre. La progresión será gradual y se analizará en cada encuentro.

El mercado anticipa entre dos y cuatro subidas de tipos a lo largo de 2016, dependiendo de cómo progresen los datos económicos. Eso implicaría que el segundo incremento sucedería en marzo como muy pronto. Pero la incertidumbre global, las tensiones geopolíticas y la presión en los mercados ponen al equipo que preside Janet Yellen en dificultad a la hora de decidir la estrategia a seguir a partir de ahora.

El paro no baja del 5% desde 2007. La última proyección de la Fed indica que se reduzca 4,7% a lo largo de este año. Es otro signo de que el mercado laboral sigue teniendo margen para mejorar, pero crea a la vez un riesgo del lado de la inflación porque puede acelerar más de lo esperado el alza de los salarios. Eso podría forzar a la autoridad monetaria a ir más rápido en el proceso de normalización.