La huelga en Seat Componentes paraliza la fábrica en El Prat

Los trabajadores protestan por el traslado de 50 personas a Martorell

La fábrica de cajas de cambio que tiene Seat en El Prat se encuentra paralizada desde esta mañana a raíz de una huelga en protesta por el traslado de 50 empleados a la planta de Martorell. Los trabajadores han iniciado el paro este jueves a las seis de la mañana, cuando debían volver de las vacaciones, para exigir que estos traslados se cancelen. De momento, el cese no afecta la actividad de la planta de producción de Martorell, donde se ensamblan algunos vehículos de Seat, pero fuentes sindicales de este centro aseguran que si la huelga en Seat Componentes (antigua Gearbox) continúa mañana, la producción del próximo lunes se verá perjudicada.

La dirección se ha reunido a mediodía con el comité de empresa sin lograr alcanzar ningún acuerdo, según ha infomado UGT en un comunicado. La empresa ha preferido no pronunciarse sobre una posible afectación en Martorell. Fuentes de Seat han defendido que el traslado "no es forzoso" porque el convenio colectivo de la compañía le da la potestad de tomar este tipo de decisiones "unilateralmente" por circunstancias de la producción. "En Martorell se necesita gente e incluso se está contratando. En cambio, en El Prat, la actividad caerá este año ligeramente", han afirmado las mismas.

CGT admite que hace falta más personal en Martorell, pero niega que haya un excedente en El Prat, donde trabajan 1.000 personas. "En Seat Componentes se trabaja todos los fines de semana para llegar a la producción que se ha realizar de lunes a viernes, generándose así una acumulación de horas pendientes de disfrute que en estos momentos supera las 130.000", ha denunciado el sindicato en un comunicado.

Seat anunció el pasado mes de diciembre que integraría en plantilla a un centenar de empleados de empresas temporales de trabajo (ETT) y que esta cifra podría aumentarse en otras 60 personas en mayo, de acuerdo a cómo evolucione el mercado. Fuentes sindicales, sin embargo, han denunciado que la cifra es insuficiente, ya que son 200 los trabajadores de ETT cuyos contratos finalizaron a finales de año y que la empresa quiere compensar este déficit con los traslados.