La industria se incorpora en 2015 a la recuperación laboral

El empleo del sector rece un 3%, al mismo ritmo que el conjunto de la economía

La afiliación a la Seguridad Social al cierre de 2015 muestra que la industria se enganchó el año pasado a la recuperación laboral, con un aumento del empleo (un 3% más que en 2014) muy similar ya al avance promedio del conjunto de los sectores (3,2%). El comercio, la rama de actividad que suma más afiliados (tres millones de personas) en España, encabezó por segundo año consecutivo la generación de nuevos empleos (79.509 más), seguido de la hostelería (71.226 más). En el sector público, sin embargo, la ocupación varió de forma desigual.

La actividad manufacturera, que concentra junto a la Administración los empleos más estables y mejor remunerados, había quedado rezagada en el aumento de ocupación que tuvo lugar entre mediados de 2013 y finales de 2014. En esa fase inicial de la recuperación laboral, el ritmo de creación de puestos de trabajo en la industria española se había quedado a la mitad de lo registrado por el conjunto de la economía, según los datos de afiliación media a la Seguridad Social.

Los datos difundidos ayer por el Ministerio de Empleo, con la distribución de afiliados hasta diciembre pasado, confirman que la industria se incorporó a la mejora del mercado del trabajo en 2015.

En el último año, la actividad manufacturera sumó 55.852 afiliados, para rozar los 1,9 millones de ocupados de media en el mes, el tercer mayor incremento en términos absolutos respecto a diciembre de 2014 tras el comercio y la hostelería. Y eso pese a que la debilidad del comercio internacional volvió a jugar en contra del sector, que es el más orientado a la exportación.

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social, que los expertos tienen por un indicador fiable de la evolución del empleo, revelan también que el retraso en la recuperación del trabajo hace que la industria esté todavía muy lejos del nivel de ocupación previo a la crisis. Pese a experiencias de reducción de jornada y salarios para evitar despidos en algunas ramas de actividad (particularmente, la automoción), el sector manufacturero se dejó unos 700.000 puestos de trabajo durante el lustro de recesión, de los que apenas ha recuperado 75.000 en los dos últimos años.

Más camino por recorrer le queda aún a la construcción, el sector más damnificado por la crisis que reventó la burbuja inmobiliaria hinchada durante años. La afiliación en este sector vuelve a superar el millón de ocupados, tras un incremento de 37.000 empleos en el último año. Pero aún no supone ni la mitad de los puestos trabajos que mantenía a finales de 2007 (2,4 millones de afiliados en diciembre de aquel año).

La hostelería, como antes de la crisis

Entre las ramas de actividad con más peso en el empleo (más de 800.000 afiliados), la hostelería es la que sale mejor parada en la comparación con la etapa previa a la crisis, reflejo también del buen comportamiento del turismo en los últimos años. Restaurantes, bares y hoteles empleaban a finales de 2015 a cerca de 1,36 millones de personas, tras aumentar en un 6% el nivel de ocupación en el último año. La hostelería encadena así tres años en recuperación, y se sitúa en cifras muy similares ya a las de 2007.

Una referencia que ya ha superado holgadamente el sector de la educación, que también enlaza tres años con aumentos de empleo notables. A finales de 2015, la afiliación media rozaba las 900.000 personas, cuando en 2007 no llegaba a 800.000 afiliados.

La sanidad, otra rama de actividad con un peso mayoritario de empleo público, experimentó un incremento significativo de la ocupación en 2015 (46.317 afiliados más) para recuperar también el nivel previo a la crisis (1,46 millones de afiliados). El año pasado, sin embargo, no fue boyante para el núcleo duro de la Administración Pública, que perdió 13.704 afiliados para apenas superar el millón de ocupados.

El comercio, la actividad con más peso en el empleo, rozó los 3,1 millones de afiliados a finales de 2015, pero todavía pierde más de 300.000 puestos de trabajo respecto a ocho años atrás.

Más información