El dinero ‘aparcado’ en el BCE, en máximos desde 2013

El organismo cobra desde diciembre un 0,30% por la liquidez depositada

El dinero depositado por los bancos de la zona euro en el Banco Central Europeo (BCE) en el arranque de 2016 sumaba 212.415 millones, un 8,3% superior a la del cierre de 2015 y la más elevada desde el 15 de enero de 2013, según los datos de la institución consultados por Europa Press.

Los bancos siguen con abundancia de liquidez y pocos clientes a los que prestar. Además, los problemas de Grecia antes y los de China ahora elevan los temores de los bancos por lo que recurren más al BCE, al que consideran el mejor guardián de sus depósitos. El supervisor europeo ha tratado de disuadir a las entidades encareciendo el coste del pasivo guardado para forzarles a conceder créditos y obtener rentabilidad, pero no lo ha conseguido, hasta ahora.

Durante diciembre, los bancos de la zona euro depositaron una media diaria de 176.715 millones de euros en la hucha del banco central, a pesar de que desde el pasado 9 de diciembre el instituto emisor grava con una tasa del 0,30% esta liquidez. Los bancos de la eurozona aparcaron en diciembre más dinero en un mes antes pese a que en noviembre solo pagaban un 0,20%.

Si bien en el primer día en que el BCE comenzó a cobrar un 0,30% a las entidades por la liquidez depositada este volumen descendió un 14,3%, a medida que se acercaba el cierre del año los bancos fueron incrementando gradualmente los fondos guardados en el banco central. El BCE empezó a aplicar un interés negativo a su facilidad de depósito en junio de 2014, cuando rebajó la tasa, que permanecía a cero desde julio de 2012, hasta cobrar el 0,10%. Posteriormente, en septiembre de 2014, el BCE encareció aún más el depósito al 0,20%, donde permaneció hasta el 9 de diciembre.

Más información