Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El crédito a las familias cae el 2,1% hasta noviembre

Continúa el descenso de los préstamos que se inició en noviembre de 2008 para los hogares y en abril de 2009 para las empresas

El crédito que reciben las familias continúa su descenso iniciado en noviembre de 2008. Según los datos del Banco de España, hasta noviembre pasado el saldo era de 733.000 millones, un 2,1% menos que el mismo mes de 2014. Las empresas también siguen la tendencia descendente: hasta noviembre los bancos les prestaron 925.000 millones, un 1,9% menos. Este sector empezó a decrecer en abril de 2009. El nivel actual de préstamos el mismo que tenían en agosto de 2006, hace nueve años. Los expertos creen que en 2016 seguirá cayendo el crédito.

Ángel Bergés, vicepresidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), está convencido de que el crédito a las familias continuará su senda de decrecimiento que arrastra desde hace siete años, cuando la crisis financiera internacional impactó en la actividad comercial de los bancos españoles. En noviembre de 2008 se concedieron 912.900 millones, lo que supone un 24,5% más que las últimas cifras publicadas por el Banco de España.

“Según nuestras previsiones en 2016 los préstamos a los hogares caerán un 2,1% más. La razón hay que buscarla en la vivienda, que suma más de 500.000 millones de crédito y donde las amortizaciones son superiores a los nuevos préstamos concedidos”, apunta Berges. Según sus cálculos, cada año se pagan unos 40.000 millones de los créditos hipotecarios y solo se conceden unos 25.000 millones nuevos. El resultado es que existen 15.000 millones de decalaje. Para AFI la banca sí está tratando de elevar el crédito hipotecario “pero la demanda es débil”.

Berges considera que, por el contrario, el crédito al consumo para muebles, electrodomésticos o viajes, está a punto de llegar a su punto de equilibrio entre las amortizaciones y las nuevas concesiones.

El mundo de las empresas será diferente. En opinión de este experto de AFI, en 2016 se registrará un ligero crecimiento en el saldo de créditos. Será el primer cambio de tendencia desde abril de 2009, cuando se tocó el máximo y se les concedió 1,27 billones, un 27,16% más que lo que en noviembre pasado.

En total, sumando los hogares y las empresas, AFI calcula que la caída del crédito este año será del 0,5%. “Aunque la situación en las empresas es mejor que en las familias, también hay que destacar que se les están concediendo muchos créditos a corto plazo, lo que provoca una alta rotación y hace que el saldo final no crezca mucho”, apunta Berges.

Desde esta firma de análisis se considera que la situación actual “es normal después de unas épocas en las que creció mucho la deuda bancaria. Las empresas y hogares tenían obligatoriamente que quitarse deudas tras la fuerte crisis financiera y económica que ha vivido España, con una crisis de doble caída”.

No obstante, todos los cálculos están sometidos a revisión. AFI admite que en 2014 creyeron que en 2015 subiría ligeramente el crédito, algo que finalmente no ha sucedido.

Más información