Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ferrari sufre en su estreno en Milán

Cierra la sesión con un alza del 0,5%, tras haber sido suspendida su cotización en el arranque

Ferrari ha comenzado este lunes a cotizar en la Bolsa de Milán aunque la celebración por todo lo alto ha quedado deslucida por los primeros minutos de cotización. El precio de salida de 43 euros por acción ha bajado un 3,89% en pocos minutos y la cotización ha sido suspendida momentáneamente por la alta volatilidad, que había hecho caer el precio hasta 41,75 euros. Luego, el título se recuperó, hasta revalorizarse un 0,5% al cierre, frente a la caída del 3,2% que experimentó el parqué milanés.

A pesar de este comienzo bacheado, la firma del cavallino rampante ve en esta salida a Bolsa un reflejo de su progreso, su continua innovación y, sobre todo, de su italianidad. Precisamente por eso, el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, no quiso perderse la presentación.

Y es que con este desembarco en el parqué milanés, la poderosa familia Agnelli  mantiene el poder en Ferrari, que el domingo completó su proceso de escisión de su socio estadounidense Fiat Chrysler Automobiles (FCA). Todas las acciones del grupo italo-estadounidense de Ferrari han pasado a una nueva empresa holandesa, FE Interim B.V., constituida recientemente para este fin.

En la práctica, los socios de FCA se quedan con el 80% de Ferrari. Dentro de este paquete de acciones, la familia Agnelli seguirá al mando, porque controlará a través de su holding Exor el 33,4% de las acciones con derecho de voto. Sumado a un acuerdo con Piero Ferrari, el único hijo vivo del fundador de la marca, Enzo, permitirá a los Agnelli incrementar su cuota de poder otro 15,4%, lo que blinda la italianidad de Ferrari.

La familia Agnelli seguirá al mando de la compañía, con el 33,4% de las acciones con derecho de voto

Al igual que el pasado 21 de octubre, cuando la firma comenzó a cotizar en Wall Street, la Bolsa de Milán se ha teñido del característico rojo Ferrari para celebrar el evento. Una gran alfombra roja, banderas y pancartas han decorado el Palazzo Mezzanotte, que a su entrada exhibió diez modelos, incluido el último F12 Tdf.

La firma del Cavallino Rampante dice hacerse más fuerte con esta salida a Bolsa, el primer estreno bursátil del año en Italia y destaca su potencial como grupo global que busca la eficiencia financiera.

La Bolsa de Milán será un escaparate perfecto para la marca italiana, que tiene sede legal en Reino Unido, se administra desde Estados Unidos y está sujeta a la legislación holandesa, pero que debuta ahora en la Bolsa del país en el que nació.

"Se abre un capítulo importante en la historia de Ferrari", ha destacado el presidente de la compañía, Sergio Marchionne. "Prometo modelos siempre más exclusivos e innovadores", ha garantizado el empresario, que ha subrayado cómo "Ferrari exprime su italianidad en cada detalle", especialmente en su continua innovación tecnológica y en sus diseños elegantes y funcionales. "El verdadero ingrediente italiano es la pasión de los trabajadores, de los clientes y de los seguidores", ha dicho después de hacer sonar la campana junto con el presidente de FCA, John Elkann y a Piero Ferrari, el único hijo vivo del fundador de la marca, Enzo.

"Enzo Ferrari comenzó su historia en Milán y volver a Milán es volver a las raíces de Ferrari", ha afirmado Marchionne, que ha revelado que el objetivo de este año es lograr el título GP y llevarlo a Maranello. "Falta poco para llegar adonde queremos llegar. Sabemos que tenemos adversarios fuertes pero no les tememos", ha anunciado el empresario, que ha deseado seguir "el camino de la mejora constante, con beneficios para los accionistas y con atención a las oportunidades que ofrecen los distintos mercados".

Matteo Renzi también ha celebrado el desembarco bursátil. "La cotización de Ferrari es una ocasión extraordinaria para los inversores y para quienes creen en la belleza de la innovación y la ingeniería, pero también es un mensaje para toda Italia", ha destacado. "Italia está, Italia está de un modo fuerte. Italia no tiene miedo del mundo y la cotización de Ferrari manda ese mensaje", ha proclamado el primer ministro.

"Ferrari es una gran escudería, una gran marca y una gran empresa, identidad de la belleza y la fuerza de Italia", ha incidido Renzi, que ha inaugurado el año de manera simbólica sobre el parqué milanés y ha querido "dejar atrás el pasado y comenzar a mirar el futuro porque la mejor página de la historia de Italia todavía está por escribir".

Más información