Selecciona Edición
Iniciar sesión

Ferrari debuta este lunes en la Bolsa de Milán con un gran evento

La firma del Cavallino Rampante se estrena en el parqué italiano como punto final a su separación de Fiat Chrysler

La campana de la Bolsa de Milán espera la llegada este lunes de Ferrari. Al evento no faltará el primer ministro, Matteo Renzi. La firma del Cavallino Rampante se estrena a las 9 de la mañana en el Palazzo Mezzanotte, sede de la Bolsa milanesa. El último paso para el estreno en el parqué italiano lo dio la compañía automovilística el domingo mismo, cuando Ferrari se convirtió en una compañía independiente por completo del que hasta ahora era su socio estadounidense, Fiat Chrysler Automobiles (FCA), que se mantiene aun así como principal accionista del fabricante de deportivos.

La Bolsa de Milán será un escaparate perfecto para la marca italiana, que tiene sede legal en Reino Unido, se administra desde Estados Unidos y está sujeta a la legislación holandesa, pero que debuta ahora en la Bolsa del país en el que nació en 1929 como escudería de automóviles de competición.

La salida a Bolsa en Italia es, además, el último paso de un proceso de separación de Fiat Chrysler que le llevó ya a estrenarse en la Bolsa de Nueva York el pasado 21 de octubre. Los títulos cotizarán por primera vez en el mercado italiano con el código RACE, carrera, si se traduce literalmente del inglés. Es ya el nombre que usa Ferrari también en Wall Street.

Los poderosos Agnelli

Tras la separación de Chrysler ya aprobada, los socios de FCA se quedan con el 80% de Ferrari. Dentro de este paquete de acciones, la familia Agnelli seguirá al mando, porque controlará a través de su holding Exor el 33,4 % de las acciones con derecho de voto. Sumado a un acuerdo con Piero Ferrari, el único hijo vivo del fundador de la marca, Enzo, permitirá a los Agnelli incrementar su cuota de poder otro 15,4%, lo que blinda la italianidad de Ferrari.

El de Ferrari será el primer estreno bursátil del año en Italia y todo un acontecimiento en el país, al que acudirán representantes empresariales, deportivos, sociales y políticos y donde no faltará el primer ministro, Matteo Renzi. Quiere hacer de este evento un símbolo de la fortaleza económica de Italia. “El mundo quiere Italia”, presumió Renzi ya el 21 de octubre, cuando Ferrari se estrenó en Wall Street.

Más información