Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los expertos vaticinan para 2016 más empleo con más temporalidad

Economistas, empresarios y ETT prevén medio millón de puestos de trabajo más este año

La recuperación del mercado laboral seguirá adelante este año. Economistas, empresarios y firmas de contratación temporal coinciden en que en los próximos 12 meses se generarán entre 400.000 y 500.000 puestos de trabajo en España, gracias sobre todo a las grandes empresas, que preparan procesos de selección. Los expertos advierten, sin embargo, de que el ritmo previsto supone una ligera desaceleración con respecto a 2015 (cuando hubo 512.000 nuevos contratos). Además, la temporalidad se afianzará y la falta de un Gobierno estable, añaden, puede generar incertidumbre y frenar la recuperación.

El paro, el problema que más preocupación acarrea a los españoles, disminuirá este año un poco más. Por segundo ejercicio consecutivo, las previsiones de creación de empleo son positivas después de seis en negativo. Así lo confirma la encuesta realizada por Manpower entre directivos. Sus intenciones de contratación para el primer trimestre de 2016 arrojan una mejora del 4%, “un hecho que viene a reafirmar la recuperación de la confianza”, según Raúl Grijalba, presidente ejecutivo de ManpowerGroup.

Los responsables de ocho de los diez sectores analizados por esta firma de contratación van a fichar personal para sus empresas, especialmente en hostelería, transporte, almacenamiento, comunicaciones, intermediación financiera y servicios empresariales. Y serán las grandes empresas las que más tiren de los contratos.

Tasa de paro del 20%

“Se generarán unos 500.000 puestos de trabajo. Y, aunque un paro superior al 20% sigue siendo muchísimo, no hay que olvidar que tanto en 2015 como en 2016 la mitad del empleo que se crea y se creará en Europa es en España”, apunta Enrique Sánchez, presidente de Adecco. En su opinión, pese a que los resultados electorales hayan provocado incertidumbre, el hecho de que los Presupuestos estén cerrados y buena parte de las decisiones tomadas, hace prever que no tengan impacto en el buen clima empresarial y la marcha de la contratación.

Una preocupación que sí tiene la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA): “En el caso de no conseguirse un Gobierno estable que continúe garantizando la recuperación del empleo o en el de tener que ir a unas nuevas elecciones en primavera, el crecimiento del PIB no llegaría al 2%, la tasa de paro no bajaría del 20% y las expectativas de creación de empleo se reducirían a la mitad”.

Los más demandados

Las empresas, que redujeron sus plantillas al mínimo durante la crisis y el año pasado comenzaron a contratar, seguirán haciéndolo en 2016. Y de forma generalizada en todos los sectores, según coinciden Funcas y Adecco.

Para empezar, en esta misma campaña de rebajas, que se generaliza a partir del 7 de enero, se estima que se generen 48.500 contratos, casi el 13% más que en 2015, según la firma de trabajo temporal Randstad. Esta compañía anticipa que los profesionales más demandados del año serán ingenieros, expertos en tecnologías de la información y comerciales, como en 2015, ya que las organizaciones tratan de avanzar en la digitalización y de aumentar las ventas.

Para cumplir ese objetivo, en concreto se requieren ingenieros informáticos, programadores, desarrolladores de aplicaciones móviles o consultores; así como expertos en ventas, que en 2015 aglutinaron el 15% de las ofertas de trabajo, como brand managers, responsables de marketing o especialistas en exportaciones. Estos perfiles son requeridos por la mayor parte de las empresas, sean del sector que sean y precisan de experiencia, capacidad analítica, orientación a resultados, visión estratégica, experiencia y dominio del inglés, según Randstad Professionals, que prevé que estos puestos intermedios sean los más buscados durante todo el ejercicio.

El sector financiero será uno de los mayores contratadores tras los ajustes sufridos. Necesitará desde controllers comerciales y de costes, hasta expertos en análisis de datos y abogados. El negocio de la salud reclamará nuevos médicos y enfermeras, además de otros expertos relacionados con las ventas. Y el área de comercio y distribución también se perfila como otra de las mayores generadoras de empleo, dadas las buenas perspectivas para el consumo.

Los analistas coinciden en que se consolida la recuperación del mercado laboral y 2016 vendrá con cerca de medio millón de puestos de trabajo bajo el brazo. Eso sí, el crecimiento será inferior al registrado este año. Los servicios de estudios que componen el Panel Funcas sitúan el aumento de la contratación en una horquilla que va del 1,6% al 3,2%, lo que arroja una media del 2,5%, una previsión que coincide con la de la Comisión Europea, pero que es inferior a la manejada por el Gobierno (ahora en funciones), del 3%. En cualquier caso, la oscilación se traduce en la generación de entre 400.000 ó 500.000 empleos para los próximos 12 meses.

“En 2016 se creará empleo, pero el ritmo se desacelera respecto a 2015 puesto que la economía crecerá cuatro décimas menos. Y la relación entre la evolución del PIB y el empleo no será tan estrecha como este año, porque es durante los primeros momentos de la recuperación cuando comienzan a aumentar las cortísimas plantillas que ha dejado la crisis. Pero, luego, se normalizan”, explica Ángel Laborda, director de Estadística y Coyuntura de Funcas. Laborda prevé que, si en el ejercicio que acaba de cerrarse los nuevos contratos han aumentado un 3% hasta 512.000, en 2016 el alza será del 2,5%, es decir, se generarán 438.000 trabajos.

“La temporalidad continuará aumentando, dado que se seguirá el patrón típico español por el que las empresas ajustan su actividad a través del empleo, como hacen desde mediados de los años ochenta”, opina Laborda, “La reconstrucción será parecida a las anteriores, en cuanto a tipos de trabajo, sectores y temporalidad. Con comercio, hostelería y servicios administrativos tirando de ella. Con la construcción volviendo a renacer y la industria generando puestos con mayor intensidad de la esperada”, añade.

Incertidumbre política

“El modelo que se ha llevado adelante es el de la contratación precaria. El PP se ha centrado en que el empleo crezca rápido en lugar de que sea de calidad. De los 550.000 trabajos creados en el último año, más de la mitad son de bajo valor añadido”, sostiene Carlos Martín, responsable del Gabinete Económico de CC OO, que pinta un horizonte más negativo. No solo porque el crecimiento económico se vaya a ralentizar, sino porque “el no Gobierno resultante de las elecciones es el peor de los escenarios posibles. Si ya en el último trimestre se apreciaba un retraimiento de la inversión, ahora se verá más”. Martín considera más que probable que un Ejecutivo interino o débil contribuya a que las expectativas de generación de empleo se revisen a la baja.

Para recuperar el nivel de empleo que había en 2007 antes de la crisis, hace falta generar 2,5 millones de puestos de trabajo y, sobre todo, en opinión de Jaume Gurt, director general del portal Infoempleo, “fomentar el empleo de calidad, que prevenga las oscilaciones en el volumen de ocupación y garantice la estabilidad de los trabajadores”.

Más información