Selecciona Edición
Iniciar sesión

Luis de Guindos: “Las peores crisis económicas tienen un origen político”

El ministro de Economía aboga en una entrevista en la Cadena SER por una coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos. Señala que un Ejecutivo con Podemos "generaría incertidumbre"

Como ya viene siendo tradición, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comenzado el año con una entrevista en la Cadena SER. En esta ocasión, la política y los posibles pactos para formar Gobiernos tras las elecciones del 20-D han centrado la conversación, en la que Guindos ha defendido una coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos como la mejor opción, al tiempo que ha cargado contra Podemos y la situación generada en Cataluña por la CUP, que ha calificado de "patética". Sobre la posibilidad de convocar elecciones anticipadas, Guindos ha dicho que "eso abriría otro escenario con un periodo que genera determinadas incertidumbres e incógnitas”.

Lo que sí generaría  falta de confianza sería un Gobierno en el que hubiera partidos radicales

"Más que un retraso a la hora de formar Gobierno, lo que sí generaría de alguna forma falta de confianza sería un Gobierno en el que hubiera partidos radicales desde el punto de vista de política económica", ha señalado. El mensaje iba dirigido a Podemos y Guindos no lo ha ocultado. "Si Podemos entrara en el Gobierno o hubiera un Gobierno sustentado por Podemos, sí se generaría incertidumbre en los mercados", ha dicho. Esa incertidumbre, ha explicado, sería un problema ante la emisión y renovación de deuda pendiente el año próximo, de 400.000 millones de euros. "Crearía incertidumbre en los mercados, que nos tienen que renovar muchísimo dinero, y [Podemos] está diciendo que quiere revertir las reformas", ha comentado.

Para el ministro de Economía en funciones, "las peores crisis económicas son las que tienen origen político", que pueden llegar por un Gobierno inestable "o porque las políticas económicas no sean las correctas". En las grandes instituciones europeas e internacionales, como el Banco Central Europeo o la Comisión Europea, según Guindos no existe inquietud ante la perspectiva de un Gobierno de coalición, una opción que el ministro ha defendido con insistencia. En la Unión Europea "están bastante más acostumbrados a los Gobiernos de coalición que en España. De los 28 Gobiernos de la zona de la Unión Europea, 21 tienen Gobiernos de coalición, por tanto, no es una situación anómala", ha señalado.

En la Unión Europea están bastante más acostumbrados a los Gobiernos de coalición que en España

¿Sería buena una coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos? Ante la pregunta, el ministro ha afirmado que "sería un Gobierno que tendría una gran estabilidad y para unos objetivos determinados, no se debería descartar". Ha añadido que en muchos planteamientos, los tres partidos coinciden, como la unidad de España, la relación con la Unión Europea o la lucha contra el yihadismo. "Creo que hay ámbitos en los que se podría plantear un Gobierno de coalición con diferentes partidos o algún tipo de acuerdo".

Una situación "patética" en Cataluña

Cataluña ha sido uno de los últimos temas que han aparecido en la entrevista de Cadena SER, emitida este viernes pero grabada con anterioridad en una de las salas del Ministerio de Economía.

En relación con los problemas de formación de Gobierno en la Generalitat desde hace más de dos meses, donde Artur Mas depende del apoyo de la CUP para ser nombrado presidente, Guindos ha sido contundente: "Es triste y es patético que una comunidad como Cataluña en estos momentos esté en manos de un partido antisistema que quiere sacar a Cataluña de España, de la zona euro y de la OTAN. Y no sé si también del mundo, aunque no me extrañaría", ha criticado.

Es triste y patético que una comunidad como Cataluña esté en manos de un partido antisistema"

"Que el Gobierno de la Generalitat catalana, que es una comunidad importantísima en España y en Europa, dependa de este tipo de avatares... En Cataluña hay algo que se ha hecho mas", ha dicho Guindos, lo que ha arrancado las risas del entrevistador. "Quiero decir, algo que se ha hecho mal. Me ha traicionado el subconsciente", ha  señalado el ministro.

España cumplirá el déficit, pero en 2016

Metido ya en harina económica, Luis de Guindos ha defendido sus logros al frente de la cartera económica en un periodo complicado. Ha asegurado que todavía no sabe qué hará cuando deje su cargo ("siempre podré volver al Instituto de Empresa, que es de donde vengo, supongo", ha comentado) y ha señalado que a su sucesor o sucesora le deja "una situación mejor" que cuando llegó.

España, ha defendido, nunca tuvo un rescate. "Fue un rescate bancario", ha insistido. Porque España recibió 40.000 millones. Portugal, ha señalado, que tiene una economía seis veces inferior, cuando fue rescatada recibió más de 70.000 millones. "Si España hubiera tenido un rescate completo habría recibido entre 400.0000 y 500.000 millones", ha vaticinado. "El rescate de España solo afectaba al sector bancario y había una condicionalidad: que desaparecieran las cajas de ahorros".

La contratación temporal tiene tiene un peso excesivo en España todavía"

Guindos se ha resistido a reconocer que España no cumplirá en 2015 los objetivos de déficit marcados por Bruselas, del 4,2% del PIB. Aunque finalmente ha dicho que España está "en la senda" y "convergiendo" hacia esa cifra, lo que da a entender que la economía desviación por encima. "Puede que sí haya habido desviaciones negativas en el caso de la Seguridad Social y las Comunidades Autónomas", ha reconocido. Y ha insistido en que en 2016 si la economía sigue creciendo al mismo ritmo que en 2015, el ejercicio puede terminar con un déficit inferior incluso al 3%.

El ministro en funciones se ha mostrado preocupado por la elevada tasa de paro, el desempleo de larga duración y la temporalidad. Por eso cree que es necesario insistir en las políticas activas de empleo. Sobre la posibilidad de crear un contrato único (una de las propuestas económicas de Ciudadanos en su campaña electoral), ha comentado que "los empresarios españoles no quieren un único contrato". Ha reconocido, sin embargo, que la temporalidad "tiene un peso excesivo en España", por lo que hay que tomar medidas "para hacer más atractivo [para las empresas] el contrato indefinido y menos atractivo el temporal".