Selecciona Edición
Iniciar sesión

La plantilla pública se reduce en 143.000 trabajadores desde 2011

Las comunidades autónomas son las administraciones que más personal han recortado

Imagen de la 'marea blanca' entre la plaza de Colón y el ministerio de Sanidad.

Las Administraciones Públicas cuentan con 2.542.787 empleados, entre funcionarios, personal laboral y eventuales, según los datos divulgados este miércoles por el Ministerio de Hacienda referidos a julio de 2015. Esta plantilla es un 5% inferior a la que había al inicio de la legislatura. Desde finales de 2011, cuando el Gobierno de Rajoy llegó a La Moncloa, el número de trabajadores al servicio de la Administración pública estatal, comunidades autónomas y entidades locales se ha reducido en 143.050, según los datos oficiales. La mayor parte de estos empleados son profesores, médicos, policías, jueces, guardias civiles, militares... y trabajadores vinculados con estos servicios.

El recorte de efectivos públicos se amplía hasta los 156.000 trabajadores si se compara con 2010, el año en que las administraciones públicas tenía más personal contratado, con 2.698.628 trabajadores. Desde entonces, las Administraciones públicas redujeron su plantilla año tras año. Respecto al año pasado, el número de funcionarios, personal laboral y eventuales públicos también ha disminuido.

Menos que en 2014

El descenso de este añose debe sobre todo al recorte en la Administración General del Estado, que ha suprimido 5.175 puestos de trabajo en un año. Las comunidades elevaron ligeramente sus plantillas. Estaba previsto que la concentración de citas electorales —municipales y autonómicas en mayo y generales el 20 de diciembre— llevaran a las administraciones a aumentar las contrataciones. Sin embargo, la plantilla ha seguido menguando.

La decisión del Gobierno de establecer una tasa de reposición de los trabajadores públicos del 10%, —de cada 10 funcionarios que se jubilan solo se sustituye con uno— desde 2011 ha mermado significativamente el número de trabajadores públicos. En los Presupuestos para 2016 se elevó la tasa de sustitución al 50% (se cubrirán una de cada dos bajas). Además, para los servicios esenciales —fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, personal de la Agencia Tributaria, empleados de sanidad y educación— la tasa de reposición sube al 100%.