Selecciona Edición
Iniciar sesión

Apple paga 318 millones a Italia tras una investigación por fraude fiscal

La empresa resarcirá a la Hacienda italiana por usar un sistema para eludir impuestos similar al que que aplica en España

Un hombre sujeta un iPhone 6, un teléfono de Apple. AFP

La filial italiana del grupo estadounidense de Apple pagará 318 millones de euros a Hacienda tras una investigación por fraude fiscal. La multinacional de la manzana ha aceptado la liquidación en Italia, según han informando las autoridades fiscales italianas. El sistema con el que rebajaba su factura fiscal era aparentemente similar al que aplica en España, con una filial que traspasa la mayor parte de su negocio a Irlanda.

Apple no había pagado el impuesto de sociedades que le correspondía entre 2008 y 2013

Un portavoz de la agencia tributaria italiana confirmó el acuerdo, adelantado hoy por el diario La Repubblica, pero no quiso hacer más comentarios. Según el rotativo, con los 318 millones la compañía, investigada también por otros estados miembro y por la Comisión Europea por sus prácticas fiscales, paga los impuestos por los cinco años de actividad sobre los que Italia ha realizado la investigación.

La negociación entre Italia y Apple ha durado varios meses y son la respuesta a las acusaciones que lanzó en marzo pasado la fiscalía. La acusación decía que la compañía con sede en Estados Unidos no había pagado el impuesto de sociedades que le correspondía entre 2008 y 2013. La cantidad pagada es exactamente lo que se se exigía en los informes que evaluaron la fuga de impuestos. Por ello, la empresa ha aceptado todos los resultados de las inspecciones que elaboraron las oficinas italianas de Lucha contra el Fraude, Grandes Contribuyentes y las autoridades de Hacienda.

El mismo sistema que en España

El mecanismo que usaba Apple en Italia era aparentemente similar al que usa en España. Decía que la empresa de Apple que operaba en aquel país era una filial que ofrecía servicios a la matriz internacional de ventas, a la que adquiría los productos a un precio que apenas le dejaba margen de beneficios. Y solo cotizaba por esas ganancias de servicios.

La cantidad pagada al fisco italiano supera lo que Apple ha pagado en impuestos en España desde su nacimiento. La multinacional con sede en Cupertino tiene dos filiales en el mercado español: Apple Retail Spain —que gestiona la red de tiendas del grupo, las Apple Store— y Apple Marketing, que actúa como comisionista. En 2010, 2011 y 2012 Apple no pagó impuestos, puesto que (pese a disparar sus ingresos) los beneficios se concentraron en Irlanda y la declaración de la renta le salió a la empresa a devolver.Los dos últimos años han sido muy reducidos. Así, de 2010 a 2014 solo abonó a la Hacienda española 7,5 millones de euros.

En 2012, por ejemplo, Apple Retail Spain tuvo unas pérdidas antes de impuestos de 22 millones el pasado año. Esas pérdidas le permiten no solo no pagar impuestos, sino además apuntarse activos fiscales frente a Hacienda (impuestos que se ahorrará en el futuro) por 6,5 millones, que superan a los impuestos mínimos pagados por la otra filial. En 2013 abonó en total 3,6 millones de euros en impuestos tras ingresar 232 millones pero declarar un beneficio de solo 8,5 millones. En 2014 abonó en impuestos 3,9 millones.

Más información