Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Esprint final en la carrera por dominar el pago con el móvil

Samsung estrena este trimestre en España su sistema para sustituir las tarjetas de crédito

Bancos, comercios y operadores aceleran la implantación de sus propias tecnologías

El año que acaba de empezar puede ser el primero de un futuro sin tarjetas bancarias. Los principales protagonistas de un sector muy fragmentado compuesto por fabricantes de móviles, operadores, comercios y bancos, acaban de lanzar o están a punto de sacar al mercado sus aplicaciones para sustituir las tarjetas de crédito por el móvil. El objetivo es ser uno de los dos o tres supervivientes que queden tras esta guerra de los sistemas de pago. Porque conquistar los corazones de los consumidores puede añadir varios ceros a sus beneficios.

La tecnología necesaria para el pequeño milagro que haga a los consumidores cambiar la tarjeta de crédito por el smartphone para ahorrarse unos segundos —quizá unos minutos—, ya está lista. En algunos comercios se empieza a poder pagar mediante este sistema, aunque todavía son pocos. Otros gigantes como El Corte Inglés todavía están trabajando en ello. El 6,2% de los españoles paga ya con su móvil en tienda física, según un estudio de Mastercard. Se calcula que en 2018 se realizarán más del 50% de los pagos con el móvil y en 2020 será el método predominante.

Se lanzaron sistemas de compra con el teléfono ya en 2001 pero fracasaron

Llegar hasta este punto ha sido más lento de lo que se pensaba en el sector financiero y el tecnológico. Con la puesta en marcha de iniciativas para pagar con el móvil, se descubrió que era bastante complicado. “El mayor ejemplo es Mobipay, que salió en 2001”, dice David Alonso, director de empresas de Samsung España. “Era mucho mas difícil pagar mediante este sistema que sacando la tarjeta de crédito, y para más inri los usuarios tenían que pagar un poco más. Fue un fracaso”. Han sido necesarios móviles bastante más inteligentes, y por ahora solo podrán sumarse a este sistema de pago quienes cuenten con terminales con sistema operativo Android 4.4 o superior.

El sistema de pago con el móvil de CaixaBank

En el último año han salido distintas iniciativas que usan la tecnología HCE (Host Card Emulator), que permite almacenar credenciales de cada tarjeta bancaria en la nube. Hay aplicaciones de bancos, como BBVA Wallet, La Caixa pay o la Tarjeta Virtual Móvil de Bankinter. También de operadoras, como Vodafone Wallet, que permite pagar con cualquier tarjeta Visa o Mastercard independientemente de la entidad bancaria española a la que pertenezca, una innovación en España. Y hasta de comercios, como Mercadona, VIPS, Starbucks o Repsol.

Enganchar al cliente

“El objetivo de todos ellos es tener enganchados a sus clientes ofreciéndoles tarjetas de fidelización, descuentos o financiación”, dice Rafael Conde, director de innovación de Vector, que ofrece tecnología a bancos y grandes comercios. El motivo de las prisas de todos por ofrecer sus sistemas de pago con el móvil es adelantarse a la irrupción del gigante Samsung, que comunicó el lanzamiento en Europa de su aplicación para principios de este año. El fabricante coreano de móviles la estrenó en agosto en Corea del Sur y en octubre en Estados Unidos. Ahora saldrá en China y Europa, con España y Reino Unido como mercados pioneros. Alonso, el encargado en Samsung España de negociar con los distintos actores, remarca que su compañía va a sacar una “solución global, que funcione con todas las tarjetas bancarias, lo que es diferente a una solución local”.

El programa más seguro y sencillo ganará la batalla del ‘smartphone’

Apple también tiene previsto lanzar su sistema este año, aunque en su caso solo funcionará con sus móviles iPhone 6S y en el sector creen que, si aspira a ser protagonista en Europa, no tendrá más remedio que abrirlo.

Además de estos sistemas, CaixaBank, Santander y Telefónica han lanzado una aplicación que facilita hacer ingresos entre personas, Yaap. ING, por su parte, acaba de sacar Twyp, también de transferencias, cuyo nombre “es horroroso, pero práctico una jartá”, según dice Carmina Barrios, madre del actor Paco León, en el anuncio de la aplicación. “Lo sacamos porque comprobamos que el 15% de nuestros usuarios solo acceden a su cuenta a través del móvil”, dice Gonzalo Caselles, director de medios de pago del banco.

Apple lanzará este año una aplicación, pero solo para el modelo iPhone 6S

La competencia en el sector se ha centrado en dos aspectos: que el sistema sea fácil y seguro. Quien logre esas dos condiciones y se adelante al resto de los competidores, se llevará el gato al agua. A quien le preocupe que le roben el móvil y con él su método de pago, puede estar tranquilo: el elemento seguro reside en la nube, no en la tarjeta, y en cada transacción se revalida el código.