Estrellas y estrellados entre los novatos de la Bolsa en 2015

Con una veintena de nuevas cotizadas, el parqué español registra el mayor volumen de estrenos desde 2007

Un corredor de Bolsa trabaja en el parqué de Londres. EFE

La Bolsa no vive su mejor año en cuanto a evolución, pero eso no ha sido impedimento para que un buen puñado de empresas, muchas de ellas con necesidades de capital nuevo, se hayan lanzado al parqué. Una veintena de compañías se han estrenado en 2015. El volumen conjunto de las operaciones alcanza niveles precrisis: con salidas por importe de 8.462 millones es el mayor en ocho años. Sin embargo, el éxito ha sido desigual desde que los consejeros delegados tocaron la campana para comenzar a la cotización de sus acciones. Entre los que brillan destaca AENA, que ha subido casi el 80% desde su estreno. Entre los menos afortunados despunta Talgo, que pierde un 38%.

"Los fondos captados por las empresas españolas a través de ofertas públicas de venta (OPV) y suscripción hasta el 1 de diciembre de 2015, alcanzaron los 8.462 millones de euros, la segunda cifra más alta de los últimos 18 años, tras los 10.500 millones de euros captados en 2007. De esta cifra 8.332 millones de euros corresponden a seis OPV realizadas en el mercado principal. A ellas hay que sumar 16 salidas más a Bolsa acogidas en diferentes tramos del Mercado Alternativo Bursátil (MAB): ocho en el de Empresas en Expansión que consiguieron captar conjuntamente 36 millones de euros y ocho en el de Socimi que hicieron lo propio por importe de 95 millones", explica en su informe sobre 2015 Bolsas y Mercados españoles (BME).

Tras grandes salidas

El elevado volumen de salidas a Bolsa tiene sobre todo tres protagonistas: AENA, Cellnex y Euskaltel. Solo estas tres empresas suman por sus OPV 7.226 millones. Y a las tres les ha ido muy bien en su primer curso bursátil.

AENA es el caso más llamativo. Se estrenó en febrero tras un atropellado proceso. Iba a tener accionistas de referencia, pero tras la fijación del precio de salida por encima de los topes que habían determinado los candidatos al núcleo duro, acabó por salir al mercado el 49% de la propiedad, para que fuera adquirido por particulares e inversores institucionales. El precio inicial era de 58 euros. Y a tenor del rally que ha vivido, quizá la colocación se hizo a un precio bajo, ya que se ha revalorizado un 80% y sus títulos se venden ahora a casi 104 euros.

Cellnex también ha visto como se han revalorizado sus acciones. En su caso, de 14 a 16,7 euros desde su estreno en mayo. A esta filial de Abertis especializada en telecomunicaciones le ha sentado bien caminar sola, ya que ha aumentado su capitalización 617 millones hasta los 3.861 millones.

La tercera mayor operación del año fue la de Euskaltel. Comenzó a cotizar a 9,5 euros por título en julio, en medio de las turbulencias en los mercados por la inestabilidad griega. Sacó al mercado casi el 69% de sus títulos, un paquete valorado en 824,6 millones. Hoy su precio es cerca de un 20,5% superior.

El informe anual de BME recuerda que estos grandes movimientos han impulsado las cifras de España en relación con Europa. "La Bolsa española ha mantenido una posición destacada en el mercado de OPV internacional durante 2015. Según el informe de Ernst & Young Global IPO del tercer trimestre de 2015 y tomando como referencia los nueve primeros meses de año, BME se situó como la primera Bolsa en Europa y la quinta a nivel global por sus salidas a Bolsa", subraya. Las previsiones indican que España será uno de los mercados más activos en OPV en 2016 y 2017.

Acciones a la baja

No todo son historias de éxito. De la veintena de empresas novatas en la Bolsa, algo más de la mitad han registrado pérdidas. De las seis del mercado continuo, Talgo, Oryzon y Saeta son los farolillos rojos. El fabricante de trenes Talgo organizó un glamuroso evento con azafatas vestidas de jefe de estación de los años 50 para su toque de campana en mayo. Salió a Bolsa el mismo día que Cellnex. Pero las empresas han seguido caminos opuestos. Talgo se ha dejado ya el 38% de su valor. Se estrenó a 9,25 euros y ahora cotiza a 5,7 euros.

Tampoco Saeta, la filial de energías renovables de ACS, termina el curso con buena nota. Fue una de las primeras OPV del año y debutó en rojo. Hasta hoy sus títulos han bajado el 18%. En cuanto a la biotecnológica Oryzon, ha tenido poco tiempo para demostrar la rentabilidad de sus acciones, porque se estrenó el 14 de diciembre. Pero en sus primeros días ha caído más del 20%. Naturhouse, también en el mercado continuo, cae más del 20%.

Entre las medianas empresas, en el MAB, la peor evolución entre los novatos la protagoniza la socimi URO, que empezó con títulos a 100 euros que cotizan ahora a 52,65 euros.

Más información