Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La caída del petróleo dispara el déficit de Arabia Saudí al 15% del PIB

Los ingresos del país han sido un 15% inferiores a lo previsto y un 42% por debajo de los de 2014

Una gasolinera en Riad, Arabia Saudí. REUTERS

Arabia Saudí registró durante 2015 un déficit público récord de 367.000 millones de riyales saudíes (89.000 millones de euros), el equivalente al 15% del PIB. Estos números rojos se deben principalmente a la caída del precio del petróleo, según informó el Ministerio de Finanzas saudí. El déficit ha aumentado más de un 300% y ha llevado al Gobierno saudí a aprobar un duro plan de ajuste presupuestario con un amplio paquete de medidas de austeridad que incluyen drásticos recortes de gasto, reformas sobre los subsidios de la energía y un alza en los ingresos obtenidos por impuestos y privatizaciones.

Esta situación está provocada fundamentalmente por la caída del precio del petróleo. Los ingresos alcanzaron los 608.000 millones de riyales saudíes (147.000 millones de euros), lo que supone una caída del 46% sobre el año pasado. Un 73% de los los ingresos del Gobierno saudí proceden del petróleo. Estos aportaron 444.000 millones de riyales saudíes (107.000 millones de euros), un descenso del 23% respecto a los registrados hace un año.

En el alza del déficit presupuestario también participó el aumento del gasto público por los salarios adicionales de los funcionarios y militares, los beneficiarios de la seguridad social y los jubilados, además de los "proyectos militares y seguridad". Por otro lado, la deuda pública ascendió hasta el 5,8% de su PIB, más del doble que el año pasado cuando ascendía al 2%.

Reformas económicas

Ante este contexto, el Ministerio de Finanzas ha elaborado los presupuestos para 2016 bajo la perspectiva de que el precio del petróleo está "muy bajo", en mínimos de 11 años. En el último año, el precio del barril Brent, de referencia en Europa, acumula una depreciación del 35%.

El Ministerio anunció la puesta en marcha de una reformas "económicas, fiscales y estructurales" con el objetivo de "fortalecer" las finanzas públicas y "asegurar la sostenibilidad a medio y largo plazo". Entre estas medidas, destaca el plan gubernamental para "reducir su dependencia del petróleo" en un plazo de cinco años.

Más información