Los concesionarios venden un millón de coches por primera vez desde 2008

La venta de automóviles crece un 10% en lo que va de año

Operarios revisan los Ford Fiesta de la factoría Ford de Almussafes. EFE

El mercado del automóvil perforó ayer la barrera del millón de turismos vendidos en lo que va de año. La cifra, que no se alcanzaba desde 2008, prácticamente devuelve al sector a niveles de antes de la crisis. A falta de acabar el mes de diciembre, la patronal de fabricantes Anfac espera cerrar el año con un crecimiento del 21%, muy por encima de la media europea, del 9%. El sector prevé, además, que el mercado siga expandiéndose durante el año que viene gracias a la mejora de la economía y a la extensión de las ayudas del Plan PIVE.

El automóvil también deja atrás los malos años de la recesión. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones (Anfac) informó ayer de que España ha rebasado ya la cifra del millón de turismos vendidos, que calificó de "mítica". Esa consideración se debe a que no se alcanzaba desde 2008, cuando el sector, golpeado por la crisis, empezó a caer en barrena. Y tocó fondo en 2012, un ejercicio en el que, según las patronales, se vendieron 699.589 turismos, lo cual suponía un derrumbe de más de la mitad respecto al pico de 2007, cuando se despacharon 1,6 millones de coches.

Los datos definitivos de cierre de año de las matriculaciones se conocerán el próximo lunes, pero Anfac ya avanzó que hasta ayer las ventas crecieron un 10% en el mes de diciembre. La patronal espera que gracias a las promociones que las marcas están ofreciendo durante la campaña de Navidad se despachen 35.000 turismos más, lo cual permitiría llegar al objetivo que se habían marcado las empresas del sector. En caso de alcanzar esa meta, el mercado del automóvil en España habrá crecido este año un 21%, muy por encima de la media de la UE, cuyo sector aumentará las ventas un 9%.

La mejora de los resultados para las empresas del automóvil tiene mucho que ver con los planes de ayudas públicas a la compra de vehículos, según admitió ayer la patronal. Este programa, que va por su octava edición, trata de incentivar las compras de turismos a cambio de achatarrar uno antiguo. "El plan ha permitido sustituir casi 1,3 millones de vehículos que tenían más de diez años de antigüedad en un país en el que la mitad del parque de vehículos tiene más de 11 años. Y además, ha logrado animar el mercado en los años de crisis", explica el presidente de la patronal de vendedores Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres.

Pero hay más factores que explican la subida. El fundamental es la mejora de la economía y del consumo interno y la apertura del grifo del crédito. "Durante la crisis, aguantaron las financieras de marca, con mucho esfuerzo. Ahora ya se han abierto los canales de los créditos tradicionales, lo cual está permitiendo que el mercado remonte", explica el portavoz de Anfac, David Barrientos, quien añadió el "esfuerzo comercial" que están realizando las marcas y los concesionarios, en especial durante esta campaña de Navidad. Sánchez Torres, recuerda que el 80% de las operaciones requieren financiación.

Normalización en 2017

La superación del millón de unidades vendidas permite al sector, además, ser optimista en relación con el año que viene. Barrientos recuerda que el "grado de motorización" de España todavía es inferior al del resto del continente y que, además, durante estos años de crisis el parque de automóviles ha envejecido porque los ciudadanos no tenían posibilidad de cambiar su coche.

"La recuperación del mercado laboral debe llevar a un mayor dinamismo y a permitir que los ciudadanos puedan cambiar su vehículo", afirma. Las patronales descartan que el objetivo para el mercado español sean los 1,6 millones de 2007, cuando la financiación estaba muy barata por la burbuja de crédito, pero sí fija su objetivo en alrededor de entre 1,2 y 1,3 millones de unidades anuales atendiendo a la población y a la renta per cápita del país. Ganvam prevé que el año que viene se llegue a los 1,12 millones de unidades y en 2017 se normalice el mercado.

Las empresas celebran, además, que el Gobierno haya extendido el Plan PIVE 8, que finalizaba el 31 de diciembre, al año que viene para gastar los remanentes de este año. Anfac calcula que, de este modo, hasta el mes de julio podrán usarse entre 100 y 110 millones que también contribuirán a impulsar las ventas.

Más información