Selecciona Edición
Iniciar sesión
INFORME DE ALISEDA

La demanda en 2016 podría alcanzar las 150.000 viviendas

La venta de casas de segunda mano y de tres dormitorios será una de las tendencias inmobiliarias del próximo año

En 2016 se espera que la venta de viviendas repunte hasta un 20%.

El año que viene las grúas volverán a las ciudades. En 2015, el número de visados de construcción ha crecido en torno al 20% y es previsible que en 2016 se mantenga esta tendencia. A la espera están algunos compradores, los que estos años de crisis no han tenido oportunidad de comprar una casa. En el caso de primera vivienda, la demanda podría alcanzar las 80.000 o 85.000 casas y en el de reposición (familias que deciden mejorar su inmueble), la cifra podría situarse en torno a 70.000 y 75.000. La vivienda en costa seguirá sumando. Esta es una de las diez tendencias inmobiliarias elaboradas por la plataforma Aliseda.

Muy atrás quedaron los 750.000 visados registrados en los años previos a la crisis. Las cifras actuales giran en torno a los 50.000, aunque está previsto que estos certificados de obra nueva sigan una tendencia al alza. “Podríamos llegar a hablar de un total de 200.000 viviendas en construcción al año en un periodo corto de tiempo”, señalan en Aliseda.

Esta compañía pone a los jóvenes como protagonistas del sector que está por llegar. “El público que más afectado ha visto su acceso a la vivienda en los últimos años debido a la crisis económica han sido los jóvenes. Son ellos los que en la actualidad muestran un mayor interés por adquirir un inmueble y van a representar un papel protagonista en el sector en el futuro”.

Muchos se decantarán por el alquiler. Otros optarán por la compra. “El mayor acceso al crédito ha permitido que para 2016 podamos estimar un repunte del número de viviendas vendidas que se incremente entre un 15% y 20% respecto a 2015”, afirma la plataforma. Los españoles siguen decantándose por la compra de vivienda, aunque es posible que en un futuro la tendencia pueda cambiar ligeramente para alinearse con corrientes europeas.

Los tres dormitorios seguirán siendo la estrella, especialmente cuando se trata de primera residencia. Y dada la ausencia de nuevas promociones, las ventas de viviendas de segunda mano en España se imponen a las de obra nueva. En cuanto a precios, la tendencia general es de estabilización tras años de caídas, aunque todavía hay provincias, aquellas con mayor cantidad de stock, en las que los precios continúan bajando.

El interés del público extranjero por las viviendas vacacionales ha sido especialmente llamativo durante los años de crisis y sigue siéndolo en la actualidad. Un 65% de los inmuebles de segunda residencia vendidos en España tienen comprador extranjero.

Más información