Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

KPMG sucederá en 2017 a EY como auditora de Iberdrola

La eléctrica ha cambiado la firma que revisa sus cuentas anuales cuatro veces en 30 años

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchez Galán. Ampliar foto
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sanchez Galán. EFE

Iberdrola cambiará de firma auditora a partir de 2017. El consejo de administración de la eléctrica comunicó hoy que la contabilidad del próximo ejercicio será la última que revise EY, que desde 2006 se ocupa de esa labor. A partir del siguiente año, será sucedida por KPMG, que logra así un contrato millonario durante tres años.

El consejo de administración de Iberdrola explicó al regulador bursátil que va a proponer a los accionistas el cambio de manos de este contrato de auditoría. Los honorarios del auditor principal de la eléctrica, según su memoria de 2014, se elevaron a 3,08 millones de euros en la matriz y a otros 10,76 millones por otras sociedades del grupo. Es decir, que superó en conjunto los 13,8 millones de euros. En el caso del nuevo acuerdo que la compañía firmará con KPMG, no se han desvelado detalles, por lo que no se sabe a cuánto asciende. Pero dado el tamaño de la empresa y la duración del acuerdo (entre 2017 y 2019) se trata de un contrato muy codiciado en el sector.

La reforma de la Ley de Auditoría, que el Gobierno aprobó este año y que entra en vigor en junio de 2016, exige a las compañías cambiar de firma auditora cada 10 años. En las últimas tres décadas Iberdrola ha tenido cuatro auditores y su relación con EY, contando el próximo ejercicio en que también revisará las cuentas, se ha alargado 11 años.

Las cuentas de Iberdrola fueron revisadas a finales de los ochenta por Consultar Auditoría. En 1990 y hasta 2001 tomó las riendas la desaparecida Arthur Andersen, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Deloitte absorbió parte de Arthur Andersen y se convirtió en auditora de Iberdrola desde 2002 y hasta 2005. En el siguiente ejercicio ya fue Ernst & Young la que asumió la labor, que ejercerá hasta el próximo ejercicio. Y a partir de 2017 será KPMG quien asuma el cargo.