Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La temporalidad en la sanidad pública llega al 28% y en la privada al 18%

Un estudio de CC OO revela que las empresas privadas emplean ya al 38% de todos los trabajadores sanitarios en España

Dos trabajadores de un hospital privado de Almería realizando unas pruebas
Dos trabajadores de un hospital privado de Almería realizando unas pruebas

El recurso a la contratación temporal es mucho mayor en la pública que en la privada. Entre los trabajadores sanitarios de las diferentes administraciones españoles el 28% de ellos tiene un contrato temporal. En cambio, en el sector privado, este porcentaje desciende hasta el 18%, según un estudio elaborado por CC OO a partir de datos de la encuesta de población activa (INE).

La temporalidad incluso fue mayor en el sector público en años anteriores. Llegó al 34,6% en 2008 y se situó en el 31,2% en 2011. No obstante, los ajustes y la reducción de empleo, que también en el sector sanitario público, se ha cebado con los trabajadores temporales ha hecho que en los últimos años la tasa haya descendido hasta el 28% de 2014.

Las tornas se invierten cuando se habla de contratos a tiempo parcial. En este caso, es la sanidad privada la que recurre más a este tipo de empleo. Y lo ha ido haciendo más con el paso del tiempo. Ahora el 23,5% de sanitarios que trabajan para compañías privadas lo hacen a tiempo parcial. En el sector público, el porcentaje desciende al 6,5%.

En la Sanidad privada, como en el resto de sectores, se aprecia que en los últimos ejercicios ha crecido bastante más de lo que ya lo venía haciendo el recurso a este tipo de empleo. A finales de 2011 la tasa era del 17,1%. En apenas tres años, un periodo en el que hubo sucesivos cambios legales que buscaban estimular este tipo de contratación, la tasa ha subido en más de seis puntos.

El estudio de CC OO también muestra la diferente forma en que el sector sanitario ha sufrido la crisis, bien se trate del sector público o del privado. Mientras en el primero el empleo ha caído significativamente; en el segundo ha crecido. Así hasta representar el 38,6% del empleo del sector. Esta cifra, la más alta desde al menos 2002, muestra el creciente peso del capital privado en la sanidad.

En 2014 la sanidad sumaba 978.000 trabajadores. De estos, 370.000 estaban empleados en el sector privado. Es la cifra más alta de la serie construida en el estudio, que llega hasta 2002. En ella se ve que la sanidad pública tocó techo en 2012, cuando contaba con 6190.000 trabajadores, el año pasado, en cambio, sumaba 588.000 tras recuperarse un poco sobre 2013, año en que más se notaron los recortes.

En el estudio, llamado El empleo en actividades sanitarias y su evolución durante la crisis, el autor, Fernando Puig-Samper, alerta del riesgo de que el sector público pierda en los próximos cinco años entre 55.000 y 60.000 empleos. Esto se debe al envejecimiento que se da entre estos trabajadores y que llevará a este colectivo a jubilarse, probablemente.

Más información