Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Once comunidades rebajan la deuda pública en el tercer trimestre del año

El endeudamiento del conjunto de Administraciones públicas asciende al 99,3%

Los Ayuntamientos son los únicos que reducen el pasivo

Sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid
Sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFE

La economía española avanza ya a mayor ritmo de lo que crece la deuda pública. Esta situación provoca que pese a que el endeudamiento del conjunto de las Administraciones Públicas haya crecido en casi 10.000 millones durante el tercer trimestre, el nivel de deuda en relación al PIB no se haya movido del 99,3%, según el dato publicado ayer por el Banco de España. Además, ha permitido que once comunidades hayan rebajado su nivel de endeudamiento entre julio y septiembre. Los Ayuntamientos son los únicos que reducen su pasivo.

Uno de los termómetros en los que se fijan los mercados para diagnosticar la salud de un país es su nivel de deuda respecto al producto interior bruto (PIB). Si esa tasa supera el 100% durante varios trimestres consecutivos suelen encenderse las alarmas. España roza ya esa cota pero tiene a su favor la fuerza de la recuperación.

La deuda pública española ascendió durante el tercer trimestre al 99,3% del PIB, según los datos difundidos ayer por el Banco de España. Esta cifra es seis décimas superior a la prevista para final de año (el 88,7%). Pero el Gobierno confía en cumplir con esa meta porque la economía avanza ya a mayor ritmo de lo que crece la deuda. Por eso, el cociente entre las obligaciones financieras de un país y su riqueza comenzará a reducirse en los próximos trimestres si se mantiene la fuerza de la recuperación, con la economía creciendo a una tasa próxima al 3,3%.

El nivel de deuda del conjunto de las Administraciones supera en seis décimas el objetivo que se había marcado el Gobierno para todo el año, en el 98,7%. Este objetivo fue modificado a la baja durante la pasada primavera cuando el Ejecutivo remitió la última actualización del Programa de Estabilidad a Bruselas. En el Presupuesto de 2015 figura una meta de deuda pública del 101,7% del PIB.

En sus últimas previsiones macroeconómicas, la Comisión Europea pronostica que la deuda pública española cerrará 2015 en el 100,8%, ascenderá a 101,3% el año próximo y cerrará 2017 en el 100,4%. El Gobierno considera que el robusto crecimiento económico permitirá a partir de este año reducir el cociente entre deuda y PIB, porque espera que la actividad económica crezca a más ritmo que el nuevo pasivo.

Los datos proporcionados ayer por el Banco de España comienzan a mostrar algunos síntomas de este efecto. Pese a que la cuantía de la deuda crece en cerca de 10.000 millones, la tasa de deuda pública respecto al PIB se mantiene inalterable respecto al trimestre anterior, en el 99,3%.

La deuda de las comunidades autónomas muestras signos parecidos. Pese a crecer entre julio y septiembre en unos 3.000 millones de euros, hasta alcanzar los 252.863 millones de euros, el nivel endeudamiento no sufre variaciones respecto al trimestre anterior y se queda en el 23,6%. Un examen más detallado de este fenómeno revela que hasta 11 comunidades reducen su nivel de deuda respecto al trimestre anterior. Entre ellas están, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, La Rioja, Comunidad Valenciana Navarra y País Vasco. Otras tres, han mantenido su nivel de endeudamiento durante el tercer trimestre del año (Andalucía, Castilla y León, y Murcia). Y por contra, otras tres siguen con la escalada de deuda: Cataluña, Extremadura y Madrid.

La mayoría de las comunidades, a diferencia de la Administración Central, toman su deuda de los mecanismos de liquidez que el Estado, como el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) -para que las menos rigurosas puedan financierse-, o el Fondo de Facilidad Financiera (FFF), para que las más saneadas obtengan una financiación al mismo coste que el Tesoro.

Por su parte, las Corporaciones Locales son las únicas que consiguen reducir tanto el volumen de su pasivo como el nivel de su endeudamiento. Han bajado sus compromisos en unos 1.000 millones durante el último trimestre hasta el 3,4% del PIB. La deuda de las comunidades autónomas sigue mostrando grandes diferencias. Los compromisos financieros de la Comunidad Valenciana se elevan hasta el 40% del PIB. Castilla-La Mancha, con unas obligaciones equivalentes al 34,2% del PIB, Cataluña (33,6%) también están en el grupo de las más endeudadas. Por contra, la Comunidad de Madrid o País Vasco está en el 13,6% y en el 15% respectivamente.

No obstante, se espera que la deuda de las comunidades crezca durante el último trimestre del año por la inyección extraordinaria del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) de casi 8.000 millones de euros.

Por otra parte, el dato difundido ayer es el último que se publica esta legislatura y permite analizar la evolución en los últimos cuatro años. Desde 2011, el endeudamiento público ha crecido en algo más de 318.000 millones de euros, un 43% más. Las comunidades autónomas casi han duplicado su pasivo, desde el 13,1% del PIB hasta el 23,6%. A pesar de todo, el ritmo de crecimiento de la deuda se ha suavizado durante el último año conforme se ha ido conteniendo el déficit público.

Más información