Selecciona Edición
Iniciar sesión

Australia ‘encuentra’ al supuesto creador de bitcoin y registra su casa

Las revistas 'Wired' y 'Gizmodo' revelan su identidad: se llamaría Craig Wright y viviría en Sídney

La policía federal de Australia sale de registrar el domicilio en Sídney del supuesto creador de la moneda virtual Bitcoin Craig Steven Wright. DAVID GRAY / REUTERS Live

La identidad del fundador de bitcoin, la moneda virtual más extendida del mundo, puede estar a punto de ser revelada. Se trata de Craig Wright, un emprendedor australiano, de 44 años y con residencia en Sídney, quien ha sido identificado por varias publicaciones tecnológicas como uno de los fundadores de la divisa online. La policía australiana ha registrado su domicilio este miércoles. De confirmarse la veracidad de estas informaciones, su identificación cerraría las especulaciones sobre la persona que está detrás de bitcoin y que, hasta ahora, respondía al nombre japonés de Satoshi Nakamoto. Con él habría colaborado Dave Kleiman, un experto en ciencias forenses informáticas que falleció en 2013.

ampliar foto
¿Es este el creador del Bitcoin? Imagen de la cuenta de Craig Steven Wright en la red social Linkedin. Esta misma foto es la que la revista Wired, que identificó al supuesto fundador de la moneda virtual, capturó de su cuenta en Facebook, ahora desactivada

El bitcoin es un sistema monetario descentralizado, anónimo e independiente de las fluctuaciones que alienten las políticas de Gobiernos y bancos centrales; es una moneda cifrada y con sistema de circulación P2P, entre iguales. Nadie quiere asumir su creación, entre otras cosas, porque podrían acabar imputados por un delito federal (en Estados Unidos), que considerara que atentan  contra el dólar.

Tanto la revista Wired como Gizmodo, ambas especializadas en tecnología, señalan a Wright como el fundador de la criptodivisa. "Todo apunta a Wright", señala Wired sobre la investigación. "Sin embargo, pese a las importantes evidencias, aún no podemos afirmar con rotundidad que el misterio haya sido resuelto", añade la revista estadounidense. "Solo hay dos posibilidades: que sea el inventor de bitcoin o que se trate de un bromista que nos haya hecho creer que lo es". Wright está registrado ante la Comisión Australiana de Inversiones y Valores como el director de las empresas Hotwire y Panopticrypt, ambas con dirección en su residencia en Sídney, además de ser accionista y director de otras firmas.

Wired y Gizmodo aseguran tener correspondencia privada de Wright y de un colega americano, Dave Kleiman, que prueba que ambos estuvieron involucrados en la creación de la moneda digital más popular del mundo. El inventor de bitcoin se esconde tras el pseudónimo de Satoshi Nakamoto desde la invención de la moneda. Publicaciones como The New York Times, Fast Company, New Yorker o Newsweek han emprendido investigaciones periodísticas para revelar la identidad del inventor, pero todos los intentos han fracasado.

La moneda digital pasó de valer apenas unos céntimos en 2009 a más de 1.000 euros por unidad cuatro años después. “Está construida sobre una red que hace que enviar dinero a cualquier parte sea tan simple como enviar un email”, explica Gizmodo, que añade que “si Satoshi Nakamoto se revelara a sí mismo, él, o ellos, serían aclamados como uno de los mayores intelectos en ciencias informáticas de nuestra era”.

Gizmodo asegura ahora que ha resuelto el misterio de bitcoin. Esta publicación especializada en tecnología explica que ha recibido una serie de emails anónimos de alguien que habría hackeado la cuenta de correo de Satoshi Nakamoto y la habría relacionado con las cuentas de correo del empresario australiano Craig Wright.

Wright anunció el año pasado su intención de establecer el primer banco de bitcoins en el mundo. Este misterioso personaje aparece en su perfil de LinkedIn como el director ejecutivo de DeMorgan, una empresa dedicada a “la moneda digital, la próxima generación bancaria y proyectos educativos y reputacionales con un énfasis en la seguridad y en crear una experiencia simple para el usuario”, según la página web.

El misterioso socio

Los emails recibidos por Gizmodo apuntan a una relación entre Wright y un veterano del ejército americano, Dave Kleiman. Instalado en Palm Beach, en el Estado de Florida, Kleiman sufrió un accidente de moto en 1995 que le confinó en una silla de ruedas. Fue entonces cuando comenzó a aislarse del mundo y a obsesionarse por la informática y los ordenadores. En 2013, fue encontrado muerto en su apartamento. Su cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición, rodeado de botellas de alcohol vacías y junto a una pistola cargada.

Gizmodo asegura que tiene documentos que demuestran que Kleiman poseía bitcoins por valor de centenares de millones de dólares americanos. Asimismo, afirma que el veterano conocía a Wright y sus planes para desarrollar la moneda digital. “Craig, creo que estás loco y que esto es arriesgado, pero creo en ti y en lo que estamos intentando hacer”, reza un email de Kleiman a Wright en 2011, siempre según los documentos obtenidos por Gizmodo.

Si bien esta publicación reconoce no poder demostrar la verdadera identidad del inventor del bitcoin, varios correos electrónicos dirigidos a las autoridades australianas demuestran que –como mínimo– Wright clamaba la invención de la moneda digital al menos desde 2008.

Este mismo miércoles, la Policía Federal australiana ha registrado el domicilio de Wright, según Reuters, France Presse y The Guardian. Sin embargo, las autoridades han desvinculado el registro de las informaciones que indican que Wright podría ser el inventor de bitcoin. El diario local Sydney Morning Herald sugiere que el operativo policial tiene relación con "asunto individual tributario" y no con su supuesto papel protagonista en el desarrollo de bitcoin.

Uno de los mayores enigmas

La identidad del creador de bitcoin es uno de los mayores enigmas de la era digital. A finales de 2008, una persona que respondía al nombre de Satoshi Nakamoto publicó un artículo de investigación donde explicaba los fundamentos del bitcoin, una nueva moneda digital basada en un software de código abierto y la tecnología P2P. En el documento incluía una dirección de correo a través de la que intercambió emails durante dos años y medio con la comunidad que le ayudó a desarrollarlo. El sistema pretendía eliminar a los bancos de la ecuación económica, suprimir comisiones, preservar la privacidad en las transacciones, facilitar los micropagos entre personas… Nacía en plena crisis y poseía todos los elementos relativos al signo de los tiempos.

Hoy, más de siete años después, se emiten 25 bitcoins cada 10 minutos y solo en España se realizan 100.000 transacciones diarias. Muchas empresas empiezan a aceptarlo como medio de pago (Microsoft, Dell, Destinia…), la Reserva Federal de EE UU estudia incorporarlo al sistema y gran parte de las inversiones de Silicon Valley fluyen hacia revolucionarias firmas del entorno de esta criptomoneda (230 millones de dólares solo en 2015). En España lo utilizan despachos de abogados como Abanlex o empresas como Coinffeine atraen ya la atención de todo el mundo por su vuelta de tuerca a la descentralización del bitcoin mediante la eliminación de las casas de cambio del tablero.

Más información