Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica empieza a ‘regalar’ los televisores que solo dejan ver Movistar

Los operadores inician una guerra de subvenciones similar a la que antes aplicaron a los móviles para atraer clientes a sus paquetes convergentes con TV

Televisor con decodificador integrado "Screen Fusión".

Telefónica ofrecerá a partir del 14 de diciembre televisores bloqueados gratis a los clientes que contraten sus paquetes convergentes Fusión con televisión y fibra de 300 Mb. Los aparatos llevan integrado el decodificador y solo permiten visualizar la programación a través de Movistar +, el servicio de televisión de pago de Telefónica, pero ningún otro programa.

La promoción de Telefónica se produce días después de que Orange y su filial Jazztel anunciaran que realizarán descuentos de hasta el 65% en televisores de alta gama para los clientes que contraten sus paquetes convergentes o el servicio de fibra. De esta forma, los operadores telefónicos, que dejaron de subvencionar móviles por el alto coste de esta estrategia comercial, entran en una nueva guerra de subvenciones pero en este caso de televisores. El objetivo es hacerse con el mayor número de abonados posibles de sus paquetes de servicio todo en uno (fijo, móvil, Internet, datos y televisión), en particular con los más caros, los que incluyen conexión por fibra óptica y televisión de pago.

En el caso de Telefónica, su promoción “Screen Fusión” consiste en la entrega de un televisor con decodificador integrado de 32 o 40 pulgadas para los clientes de Fusión + Fibra 300 Premium, el paquete más completo de Movistar (con toda la programación, incluido cine y fútbol) que cuesta 127 euros al mes (IVA incluido). Para los nuevos clientes que contraten este paquete, el aparato de 32 pulgadas se entrega sin coste, mientras que si quieren la de 40 pulgadas deben pagar 120 euros. Para los que ya tienen contratada la banda ancha fija con Movistar, la pantalla de menor tamaño vale 50 euros y la grande 170 euros.

El aparato es propiedad de Telefónica que lo recuperará en caso de que el abonado se dé de baja, ya que el servicio Fusión no tiene compromiso de permanencia. En ese caso, el cliente no recupera lo que haya pagado por el televisor. Al tratarse de un elemento de red de la compañía, como un router, no permite visualizar los canales de televisión en abierto ni ningún otro servicio de televisión online (Netflix) salvo que estén integrados en la programación de Movistar +. El televisor es de la compañía turca Vestel, propietaria de marcas como Telefunken.

“No es un televisor en sí, sino una pantalla con decodificador”, aclaró el director de marketing de Telefónica de España, Óscar Candiles, que desveló que en principio la promoción alcanza a 25.000 televisores. Si funciona comercialmente, se puede extender a otros paquetes Fusión más baratos.

Para hacerse con el aparato hay que contratar el paquete de 127 euros 

Actualmente, el paquete objeto de la oferta tiene 370.000 abonados, aunque muchos de ellos se han acogido a la promoción de 9,9 euros al mes por el paquete Premium que finaliza en enero.

Promoción de Orange

Por su parte, Orange y Jazztel han comenzado desde este martes a comercializar televisores inteligentes (smart TV) libres de las marcas Samsung y LG de 32 y 42 pulgadas con descuentos de hasta el 65% Estos dispositivos se podrán adquirir con la tarifa Canguro de Orange o con cualquier tarifa de banda ancha de Jazztel. A diferencia de los televisores de Movistar, estos televisores son libres y se pueden utilizar con cualquier plataforma.

El objetivo de esta estrategia comercial es aumentar el número de abonados a la televisión de pago que en España tiene solo una penetración del 25%, y rentabilizar las fuertes inversiones que están haciendo los operadores para hacerse con derechos de televisión tanto de cine como de deportes.

Más información