Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno eleva el control fiscal sobre las cuentas bancarias

El Consejo de Ministros aprueba un decreto que obliga a los bancos a indentificar la residencia fiscal de sus clientes. Hacienda accederá a la información para compartirla en virtud del acuerdo Fatca

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre. EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto por el que se aumenta el control fiscal de las cuentas corrientes. La norma obliga a los bancos a identificar "la residencia fiscal de las personas que ostenten la titularidad o el control de cuentas financieras, y la obligación de informar acerca de las mismas en el ámbito de la asistencia mutua". El real decreto permitirá cumplir con los compromisos de España sobre el acuerdo multilateral para el intercambio automático de información sobre cuentas financieras, firmado por 51 países.

La nueva norma define el protocolo de información de la Agencia Tributaria sobre cuentas financieras al resto de países. Y fija los procedimientos que deben aplicar las entidades financieras para obtener y suministrar la dicha información. De esta forma, Hacienda podrá intercambiar de forma automática la información recibida con la Administración fiscal de otro país de residencia fiscal de los titulares de cuentas.

Las entidades financieras deben identificar tanto la residencia de los titulares de cuentas financieras como la de aquellos que ejerzan el control. Además, deberán informar a la Agencia Tributaria sobre las cuentas. Los bancos, por su parte, deberán suministrar por primera vez la información relativa al año 2016, en el año 2017.

El reglamento establece qué entidades estarán obligadas a informar y el contenido de la información a suministrar: nombre, apellidos o razón social del titular, domicilio, número de cuenta, saldo y valor de la misma.

La norma "establece el bloqueo de cuentas en caso de que en el plazo de 90 días no se aporte a la institución financiera la declaración de residencia del titular", según un comunicado enviado por Hacienda.

Con esta norma, la Agencia Tributaria dispondrá de detalladas información sobre los contribuyentes residentes fiscales en España, así como la posibilidad de intercambiarla con otros Estados y obtener información de estos supondrá un importante impulso en la lucha contra el fraude, "especialmente el más sofisticado".

La Agencia Tributaria podrá acceder a información sobre las personas o entidades que controlan las cuentas financieras abiertas en bancos españoles y de otros Estados o podrá conocerse, de forma automática, los valores negociables o fondos de inversión que un residente en España tenga en una institución financiera en países como Luxemburgo, Austria o Irlanda.

Entre los nuevos pasos sobre el intercambio automático de información destaca el convenio firmado en 2013 entre España y Estados Unidos, siguiendo la normativa FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act). Los países que han suscrito este convenio tendrán que informar de forma automática sobre las cuentas corrientes de los ciudadanos de estos países en los bancos locales.

Este convenio estaba pendiente de la firma de un acuerdo entre la Agencia Tributaria y su homóloga estadounidense (Internal Revenue Service, IRS). Esta semana se han iniciado los trámites para suscribir  definitivamente el acuerdo, mediante el envío del texto por parte del IRS norteamericano. El acuerdo acaba de firmarse por el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, en calidad de presidente de la Agencia Tributaria, estando pendiente solo de la firma y ratificación por parte de su homólogo del IRS de EEUU, asunto que se hará en breve.

Cuando se formalice finalmente el acuerdo, permitirá que desde 2016, la Agencia Tributaria pueda acceder a la información sobre los depósitos bancarios que un residente español tiene en Delaware (EE UU), o en cualquier estado de EE UU, y los intereses que percibe por los mismos.