Selecciona Edición
Iniciar sesión

Alibaba arrasa en el Día del Soltero: ventas de 13.300 millones en un día

La mayor compañía de comercio electrónico de China logra ventas un 60% mayores a las del año pasado en esta jornada en la que animan a los 'singles' a regalarse un capricho

El fundador de Alibaba, Jack Ma (i.), con Daniel Craig en la gala del Día de los Solteros. FOTO: GETTY / VÍDEO: reuters live

El Día de los Solteros volvió a convertirse, con diferencia, en el mayor evento de consumo del mundo gracias a la contribución de decenas de millones de ciudadanos chinos que compraron de forma masiva a través de Internet. Quien sacó más tajada de este festival es Alibaba, la mayor compañía de comercio electrónico del país, que año tras año logra nuevos récords de recaudación y logra que su marca esté inexorablemente unida a esta celebración. La empresa gestionó un volumen total de transacciones por valor de 91.217 millones de yuanes, unos 13.340 millones de euros.

Las ventas logradas en un solo día, de 13.340 millones, son equivalentes al tamaño de la economía de Jamaica.  Son solo unos 1.000 millones menos de lo que facturó en todo el año pasado todo el Grupo El Corte Inglés (14.592 millones), seis veces más de lo que vendió Mango en todo 2014 (2.017 millones) o el equivalente a la inversión estatal de España en un año, incluyendo infraestructuras como las carreteras o los trenes.

La suma es, además, un 60% mayor a la lograda el año pasado (9.300 millones de dólares, unos 8.670 millones de euros) y deja muy lejos el gasto en Estados Unidos desde el Día de Acción de Gracias hasta el Cyber Monday. Al ser meramente un intermediario entre empresas y consumidores, Alibaba se embolsará entre un 0,3% y un 5% de este importe, lo correspondiente a la comisión que carga a los vendedores que se anuncian en sus portales y que depende de los productos que ofrecen.

"Hoy es un gran día. Simboliza el gran poder del consumo doméstico en China, que no es solamente una oportunidad para el crecimiento futuro de nuestro país, sino de todo el mundo. Creo que si logramos aprovechar al máximo esta demanda, China y el mundo cambiará", aseguró Jack Ma, fundador de la empresa.

A la caza de las gangas

La compañía busca eliminar la alta presencia de falsificaciones en su web, pero está lejos de lograrlo

Muchos chinos esperaban desde hace semanas que llegara el día. "Me he comprado un teléfono móvil, un abrigo y unas sábanas para mí, además de una lavadora para mis padres", explica Cheng Hong, que adquirió los productos minutos después de que arrancara el evento. Su amiga Yin Li quería también el mismo abrigo, pero cuando intentó comprarlo unas horas después ya se había agotado. De hecho, los primeros 90 minutos de este maratón fueron los más intensos con una recaudación que alcanzó los 4.650 millones de euros y en el ecuador de la jornada ya se había sobrepasado el total del año anterior. La empresa tendrá que gestionar en los próximos días el envío de 468 millones de paquetes, la mayoría en China, pero también hasta otros 231 países.

Este desenfreno consumista en China da un ligero respiro a Alibaba. Desde su estreno en Wall Street hace poco más de un año la compañía no ha tenido muchas alegrías: los inversores han desconfiado de su dependencia excesiva del mercado chino en un momento en que la segunda economía mundial crece a sus tasas más bajas del último cuarto de siglo. Sus ambiciones para crecer más allá de China se frenan por las continuas sospechas que recaen en la empresa por permitir la venta de productos falsos en sus plataformas. La compañía hace esfuerzos para combatir estas prácticas, pero aún está muy lejos de erradicarlas.

Un informe reciente de la Administración Estatal de Industria y Comercio del gigante asiático concluía que 4 de cada 10 productos vendidos en los portales de compras online en China son falsos o de baja calidad. Y ahí Alibaba es claramente uno de los señalados porque aglutina un 80% de la cuota de mercado. A pesar de que sus ventas han crecido de forma ininterrumpida y su modelo de negocio le proporciona más beneficios que el de sus competidores, estas dudas han llevado a los títulos de la compañía a perder un 15,3% de su valor desde su salida al parqué neoyorquino el pasado septiembre y un 41% desde que rozó el máximo de 120 dólares por acción.

Confianza por el consumo

Las autoridades chinas también buscan que este nuevo récord inyecte confianza en su economía. Prueba de ello es que el primer ministro chino, Li Keqiang, llamó a Jack Ma poco antes de empezar el maratón para desearle suerte. En un momento en que Pekín busca fomentar el consumo interno y el sector servicios, el comercio electrónico es uno de los sectores de los que el país puede y quiere presumir.

Pero los analistas advierten que el Día de los Solteros es un caso especial: "Es un fenómeno de un día que no podemos comparar con la evolución de la economía china. El sector está claramente en explosión, pero llegará un momento en que se frenará porque los consumidores comprarán por necesidad y no por el simple descuento, además de exigir más calidad", asegura Cao Lei, director del Centro de Investigación de Comercio Electrónica de China.

"Por supuesto no es mucho comparado con toda la economía china, pero sin duda muestra parte del gran potencial de la demanda doméstica en China. Quizás a corto plazo tenemos un pequeño bache, pero estoy seguro de que en 15 años nuestra economía irá muy bien", dijo Ma poco antes de que terminara la fiesta. Su sueño de que el Día de los Solteros se celebre en los próximos cien años dependerá de ello.

Más información