Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Pemex registra las peores pérdidas de su historia

La petrolera mexicana continúa sufriendo los efectos de la caída del precio del petróleo y la depreciación de la moneda

Una plataforma petrolífera de Pemex en el Golfo de México.

Las pérdidas de Petróleos Mexicanos (Pemex) ya no tienen freno. La petrolera estatal de México ha registrado en el tercer trimestre de 2015 la peor caída de su historia en un momento en el que el mercado del petróleo se encuentra deprimido. La firma mexicana sufrió pérdidas netas de 167.634 millones de pesos (10.146 millones de dólares) entre julio y septiembre de este año, un 180% más que en el mismo periodo del año pasado.

Pemex acumula así 12 trimestres de números negativos en sus balances. Una racha en la que tanto las ventas como la producción se encuentran en franco declive. Los reportes financieros indican que las ventas totales han descendido un 22,8% respecto al tercer trimestre de 2014 y que la producción de petróleo no consigue reponerse y continua a la baja en 2,2 millones de barriles diarios. “Seguimos enfrentando un panorama adverso desde el punto de vista de la oferta y la demanda”, ha explicado Rodolfo Campos, tesorero de la firma.

Los directivos de la petrolera han insistido en que las pérdidas de la compañía están relacionadas con la baja de los precios de los hidrocarburos, así como de la depreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense. La anticipación por este panorama obligó al Gobierno mexicano a ajustar el presupuesto de la firma estatal y redujo sus ingresos en 4.170 millones de dólares en febrero. Desde entonces, la empresa ha recortado sus gastos operativos, ha renegociado los contratos con sus proveedores y ha emprendido una reestructura de la empresa. Los resultados de esta ajuste de tuercas, aseguran, se reflejará en el mediano plazo.

Pemex en números

  • Pemex ha perdido 10.146 millones de dólares entre julio y septiembre de 2015
  • Las pérdidas han sido de un 180%, la peores en la historia de la petrolera estatal
  • La producción de Pemex es de 2,2 millones de barriles diarios
  • La firma cuenta con un pasivo laboral de 93.211 millones de dólares

La reforma energética, aprobada en 2013 por el Congreso mexicano, ha puesto a la petrolera estatal en un papel secundario después de tener el monopolio energético durante 76 años. Las autoridades mexicanas se han concentrado en elaborar estrategias para entregar contratos a empresas privadas y en echar a andar un mercado energético con competencia. Mientras tanto, Pemex aguarda su turno para hacer 17 alianzas con otras firmas para mejorar la extracción de hidrocarburos en el Golfo de México. “A través de nuestros nuevos socios, tenemos confianza en que podremos incrementar la producción”, ha dicho Gustavo Hernández, director de Pemex Exploración y Producción.

Además, Pemex ha obtenido esta semana el permiso definitivo para importar crudo ligero desde Estados Unidos. Esta es la primera vez que México importa hidrocarburos e invierte los papeles con sus vecinos regionales. La firma podrá obtener hasta 75.000 barriles diarios del hidrocarburo para aumentar la producción local de gasolinas y diesel. México importa el 53,8% de la gasolina que se vende en el país y Pemex es, hasta ahora, el único proveedor de combustibles en el territorio.

La petrolera mexicana anunció en los últimos días que ha llegado a un acuerdo sobre las pensiones de los trabajadores con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM). El trato se hará público en las próximas semanas, según ha señalado Pemex. La empresa mantiene un pasivo laboral de 93.211 millones de dólares que continúa creciendo cada trimestre y tiene preocupados a 140.000 trabajadores. Entre las opciones que la compañía tiene están la ampliación de la edad de retiro de 55 a 65 años y que el Estado asuma en forma de deuda pública las pensiones de los petroleros.