Selecciona Edición
Iniciar sesión

Apple Pay llegará a España en 2016

El servicio de pago con iPhone solo es válido para terminales contacless y con tarjetas American Express

Un cliente sostiene iPhone 6s y 6s Plus. REUTERS

Apple Pay, el servicio de pago por móvil del fabricante estadounidense, llegará a España a lo largo de 2016, según ha anunciado American Express, la compañía de servicios de pago con la que se ha asociado. De esta forma, España se convertirá así en el segundo país europeo, después de Reino Unido en contar con este método de pago, que funciona actualmente también en Estados Unidos, donde está disponible desde el pasado mes de julio.

No obstante, Samsung se adelantará en España al fabricante de Cupertino. La marca coreana anunció la semana pasada que lanzará en el mercado español su servicio Samsung Pay antes de que acabe este año, coincidiendo con la campaña navideña.

Con Apple Pay, los titulares de la tarjeta American Express en España podrán sincronizar su tarjeta personal o corporativa y pagar a través de su iPhone, iPad o Apple Watch (a partir de la versión 6) pero solo en aquellos establecimientos donde se acepte el pago contactless (sin contacto) y la tarjeta American Express.

Para el pago, el cliente tendrá que asociar su tarjeta a la app de Apple. Cuando va a un comercio, abre la app, acerca su iPhone al lector y posando el dedo sobre el lector de huellas dactilares de su móvil activa la transacción.

Samsung Pay llegará este año y funciona también en terminales con pin

Como medida de seguridad, cuando el usuario añade su tarjeta a Apple Pay los números de esta no se almacenan en el dispositivo, sino que se le adjudica un número de cuenta de dispositivo que se encripta y almacena en el elemento seguro del terminal. Cada transacción se autoriza con un código único y dinámico de seguridad.

El principal escollo técnico con el que cuenta Apple Pay es que solo funciona con terminales sin contacto a través de tecnología NFC (Near field communication o comunicación de campo cercano). Su principal rival, ha resuelto este problema ya que su sistema Samsung Pay combina la tecnología NFC con la MST (Transmisión Magnética Segura), que recrea la tarjeta magnética de una tarjeta de crédito, para que los usuarios puedan pagar de forma sencilla no solo en terminales de pago sin contacto sino en los más antiguos, los que usan pin. Samsung ha desarrollado su proyecto con Mastercard y Visa.

Altas comisiones

El otro problema es la alta comisión que cobra Apple por el servicio. Aunque la marca de la manzana no ha desvelado este dato, en Reino Unido carga un 0,15% de la transacción, según informa la prensa del país.

En España, ya existen alternativas de las entidades financieras de pago por el móvil, como BBVA wallet o la Tarjeta virtual móvil de Bankinter, aunque ninguna ha tenido un éxito rotundo porque son plataformas cerradas. Se espera también el desembarco en España de Android Pay, el servicio de pagos de Google , compatible con todos los móviles de nueva generación que usan Android.