Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Abanca cae un 22% hasta septiembre

La entidad gallega obtiene 266 millones, con todos los márgenes de la cuenta a la baja

Abanca ha obtenido un beneficio neto de 266 millones hasta septiembre, lo que supone una caída del 22,2% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó la entidad bancaria. La entidad gallega ha presentado una cuenta de resultados con todos los márgenes a la baja.

El margen de intermediación, que refleja la marcha del negocio puramente financiero, descendió un 20,8%. El margen bruto, que incluye las operaciones financieras, se redujo un 16%, mientras que el beneficio bruto se desplomó un 27,8%. Los impuestos pagados suman 76 millones, lo que suponen un 42% menos que en septiembre de 2014. 

Pese a estos resultados, la nota de la entidad destacó el crecimiento de los ingresos recurrentes, la "buena evolución" del margen comercial, la mejoría de la calidad del crédito y la fortaleza de los ratios de capital y liquidez. En el comunicado de Abanca se ofrece la cuenta de resultados con un escaso desglose y sin ofrecer las diferencias en porcentaje de las magnitudes.

Elevadas operaciones financieras

En los resultados del primer semestre de este año ya se observaban menores beneficios que en el mismo periodo de 2014 y entonces el consejero delegado de Abanca, Francisco Botas, achacó este descenso a que las cifras de hace un año se debían a una reestructuración de la cartera de renta fija, es decir, a operaciones atípicas que dieron lugar a esos resultados, mientras que ahora se centran en el negocio habitual, informa Europa Press. Sin embargo, Abanca todavía ha conseguido 320 millones por el resultados de operaciones financieras, una partida no recurrente, de la que su cuenta de resultados tiene una importante dependencia.

Abanca destaca que el tercer trimestre "ha estado marcado por nuevos crecimientos de la actividad con clientes minoristas, tanto en la concesión de crédito como en la captación de depósitos, y en la comercialización de fondos de inversión, planes de pensiones y seguros", mientras crece un 14% el negocio con familias y empresas.

Abanca fue vendida al venezolano Juan Carlos Escotet que pagó 1.003 millones, en diferentes plazos. Tras esta operación, el Estado asumió unas pérdidas de 8.000 millones.Escotet dijo que su intención era sacar a Bolsa Abanca en el plazo de unos tres años. Los analistas destacaron el alto ratio de morosidad que tiene el banco (está en el 9,5%), pese a que Novagalicia, su entidad originaria, traspasó 5.100 millones de activos inmobiliarios tóxicos a la Sareb. La entidad apunta que el ratio de morosidad era del 9,9% en junio de este año y del 13,8% en septiembre de 2014, tras un recorte de 1.257 millones desde hace un año, lo que supone una mejoría interanual del 29,7%.

La nota dice que el margen comercial aumenta por segundo trimestre consecutivo y los ingresos por prestación de servicios se elevan a 126 millones de euros (+7,5%), "debido al buen ritmo de comercialización de los principales productos de valor añadido".

Por su parte, los ingresos por comercialización de seguros se han incrementado en un 43% respecto al mismo periodo del año anterior. Los ingresos por pasivos fuera de balance han avanzado un 27%; y por activos, un 19%. Así, la rentabilidad del banco (ROE) se sitúa en el 8,82%.
 
La entidad ha concedido 7.889 millones de euros en financiación durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un 84% más respecto al tercer trimestre del ejercicio anterior. En detalle, hay un crecimiento interanual del 11% en el saldo de la cartera crediticia en situación normal hasta los 24.290 millones, frente a los 21.896 millones hasta septiembre de 2014 (por entonces había además una caída del 12%).

Más información