Selecciona Edición
Iniciar sesión

Apple cierra el ejercicio fiscal con el mayor beneficio de la historia

El gigante tecnológico gana 48.800 millones en 12 meses y bate el récord de Exxon en 2008

Las ventas del iPhone y el mercado chino alimentan el crecimiento de la compañía cotizada

Tim Cook, CEO de Apple, presenta en septiembre el iPhone 6s. REUTERS

Apple se consolida como la compañía privada más rentable del planeta al batir el récord que marcó hace siete años la petrolera ExxonMobil, cuando el alto precio de la energía alimentaba su negocio. El fabricante del iPhone, del iPad y de los Mac cerró el ejercicio fiscal 2015 con un beneficio de 53.840 millones de dólares (48.800 millones de euros). Es un 36% más de lo que ganó hace un año, gracias al mayor peso de China.

La marca a batir era la ganancia de 45.220 millones que ExxonMobil registró en todo 2008. Cuando se suman los 11.120 millones que ganó en el cuarto trimestre, Apple supera incluso esa cifra ajustada a la inflación. El beneficio acumulado de 42.270 millones en los primeros nueves meses ya indicaba que la cosa sería fácil. Además, sirvió para rebasar los 39.500 millones que Apple ganó en 2014, cuando la firma baluarte de la nueva economía superó a la petrolera.

MÁS INFORMACIÓN

Apple es la mayor compañía cotizada en Wall Street, con 680.000 millones de valoración, y la quinta por ingresos del Fortune 500, por detrás de Walmart, Exxon Mobil, Chevron y Berkshire Hathaway. El volumen de efectivo que acumula en balance asciende a 205.700 millones. Aunque la atención recientemente se centró en su reloj interactivo, la nueva tableta para uso profesional o la nueva versión de su servicio de música, el iPhone sigue siendo su mayor éxito.

La firma de Cupertino se lo debe casi todo a un producto. El iPhone representa más del 60% de los ingresos globales, con 32.210 millones el pasado trimestre. Para el conjunto del año el total se eleva a 155.040 millones, gracias en gran parte a los 74,5 millones de teléfonos que vendió en el trimestre que coincidió con la pasada temporada de compras navideñas, cuando ya batió récord de beneficios.

El listón estaba esta vez en los 47,5 millones de unidades del tercer trimestre. Apple logró mejorarlo solo un 1% entre julio y septiembre, hasta los 48 millones de dispositivos. Si lo que se toma como referencia es el mismo periodo del año anterior, el incremento fue del 22%. La proyección es que supere los 75 millones en el trimestre en curso, con el puente de Acción de Gracias y la Navidad.

Cuando se toman como referencia todos los productos de Apple, la cifra de negocio de la compañía se elevó a 51.500 millones de dólares en el trimestre. Son un 22% mejores que hace un año. En los nueves meses previos los ingresos combinados fueron de 182.200 millones. El total de 233.700 millones para el ejercicio representa un incremento del 28% respecto al rendimiento de 2014.

Nuevos productos

El trimestre que concluyó en septiembre suele ser flojo para Apple. Por eso aprovecha la calma para presentar sus novedades. Hace un mes salió a la venta el nuevo modelo iPhone 6S. Las cuentas se cerraron un día después. Los resultados, por tanto, no incluyen el impacto de este dispositivo como tampoco la actualización del reproductor audiovisual Apple TV o de la tableta iPad Pro.

Tienda de Apple en Turín (Italia). EFE

La gran pregunta que se hacen los analistas es si Apple puede seguir elevando las ventas del teléfono como hasta ahora. El avance de este dispositivo durante los últimos años fue muy robusto, con un crecimiento trimestral de doble dígito. Pero la realidad es que juega sus cartas en un mercado ya muy maduro y donde los rivales compiten con dispositivos que no les tienen nada que envidiar.

Piper Jaffray, uno de los analistas más positivos con Apple, da por hecho que el ritmo de crecimiento del iPhone se moderará en el ejercicio 2016 y lo rebaja incluso a un solo dígito. Todo dependerá, además, de cómo progresen las ventas en China. Tim Cook, el consejero delegado, tiene puestas todas sus esperanzas en ese mercado pese a la debilidad que está mostrando la economía asiática.

China es cada vez más importante para Apple, hasta el punto de que es un mercado mayor que el de Europa en su conjunto. Casi una tercera parte de las ventas se generaron en el país más poblado del planeta. Los ingresos en el trimestre ascendieron a 12.520 millones, lo que representa un incremento del 99%. El iPhone, sin embargo, está bajo presión. Xiaomi y Huawei son los líderes ahora.

El temor a una moderación en el volumen de ventas del iPhone se refleja en el mercado. Las acciones de Apple se dejan un 5% desde que presentó resultados el pasado trimestre, frente al 0,5% del índice Dow Jones, y un 10% desde el máximo, que está en los 134,5 dólares. Los fondos a los que le gusta hacer dinero rápido, en lugar de pensar en el largo plazo, están abandonando este valor.

El gran problema de Apple, como el de Google, Microsoft, Amazon o Facebook, es su tamaño. Por eso los inversores están obsesionados por ver qué será lo próximo. Aunque hay incrementos en el resto de categorías, el temor es que podría no ser suficiente para compensar una moderación en del iPhone. El iPad, entre tando, registró las ventas más bajas desde 2011.

Más información