Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

RIU compra dos islotes en Maldivas para construir complejos hoteleros

La cadena española invertirá 140 millones de euros y unirá los hoteles con una pasarela

RIU Hoteles compra dos islotes en Maldivas
Imagen de una de las islas del archipiélago de Maldivas.

La cadena hotelera RIU ha anunciado este viernes la compra de los islotes de Kedhigandu y  Maafushi, en las islas Maldivas, en los que planea construir dos complejos hoteleros unidos por una pasarela de madera. La empresa ha señalado que la construcción "no se parecerá a ningún proyecto previo" y prevé una inversión de cerca de 140 millones de euros sumando la compra de los terrenos y la construcción de los edificios.

El proyecto, que aún se encuentra en fase de diseño y no estará listo hasta 2018, prevé la construcción de dos hoteles de 248 y 174 habitaciones que contarán con régimen de todo incluido, restaurantes, bares, teatro con espectáculos en vivo, animación, centro de buceo y actividades acuáticas y spa. Antes de la apertura de estos hoteles, RIU inaugurará en julio de 2016 un hotel en Asia, concretamente en Sri Lanka, dentro de un plan de la compañía para crecer en el continente asiático. La compañía considera que su mayor reto es la complejidad de las comunicaciones entre las islas, y la falta de infraestructuras y servicios.

Los islotes están ubicados en el océano Índico, al sur de la India y a 780 kilómetros de Colombo, capital de Sri Lanka. La República de Maldivas está formada por cerca de 1.200 islas de las cuales solo 203 están habitadas. El país se organiza en 26 atolones (grupos de islas) y el de Dhaalu es en el que se ubican los dos islotes de RIU, mientras que la isla principal (poblada y con servicios) más cercana es Kudahuvadho.

La zona en la que se construirán los hoteles, pequeños edificios al borde del mar que tendrán acceso directo a la arena o al mar a través de unas escaleras desde la propia terraza de la habitación, está rodeada de agua de escasa profundidad. A ambos lados de la pasarela que unirá los dos islotes también habrá habitaciones construidas directamente sobre el agua, y serán las más lujosas de todo el complejo, con piscinas o bañeras privadas en las terrazas que tendrán acceso directo al agua.

Más información