CaixaBank gana 996 millones hasta septiembre, un 57,3% más

La entidad afirma que ha eliminado cláusulas suelo de 188.000 hipotecas, el 94% del total

Ampliar foto
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé. EFE

CaixaBank obtuvo un resultado neto atribuido de 996 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, un 57,3% más que en el mismo periodo de 2014, según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La entidad, que ha atribuido el crecimiento al negocio bancario y a la reducción de dotaciones para insolvencias, ha logrado rebajar la tasa de morosidad en 3.191 millones de euros en lo que va de año, hasta el 8,7%. Si se excluye el impacto que todavía tienen los promotores inmobiliarios, el ratio es del 6,5%.

El margen de intereses, que mide el negocio puramente financiero, creció durante los nueve primeros meses del año hasta los 3.308 millones de euros gracias a la incorporación de la red minorista de Barclays en España y la caída del coste de los depósitos y a pesar del descenso del rendimiento del crédito. El margen bruto creció el 15,1%, hasta 6.316 millones, gracias al aumento de los ingresos por comisiones y sobre todo por las participadas de la entidad. Las dotaciones retrocedieron levemente, el 2,1%, hasta los 1.762 millones de euros, lo cual favoreció que el beneficio neto escalara hasta los 996 millones de euros durante el conjunto de este periodo.

La nueva producción de crédito de banca comercial ha aumentado un 48% en relación al tercer trimestre de 2014: el hipotecario crece un 64%, el de consumo un 48% y el de empresas un 49%. El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha destacado al respecto la caída de los diferenciales del crédito para empresas, cuando la “financiación mayorista en el mercado de capitales” ha vuelto a subir. “La reducción de los diferenciales no es sostenible en cuanto a los mercados van en la dirección contraria”, ha asegurado.

Por otra parte, Gortázar ha explicado que ha “ido revisando” su cartera de hipotecas a particulares para “ir quitando las cláusulas suelo”, lo cual ha afectado también al margen de intereses. En concreto, se han eliminado esas cláusulas de 188.000 préstamos sobre un total de 200.000 hipotecas de la cartera sana que tenían esa cláusula. La entidad ha asumido por ello 42 millones de euros en el tercer trimestre y asumirá otros 13 de aquí a diciembre. El consejero delegado ha explicado que el grupo La Caixa no había fomentado este tipo de contratos, pero sí otras entidades que engulló, en especial CajaSol y Caja Canarias –que se integraron luego en Banca Cívica— y Caixa Girona.

La morosidad ha seguido reduciéndose, hasta situarse en el 8,7%, así como las dotaciones para insolvencias (1.375 millones), -17,3% en la comparativa interanual, y el banco ha señalado que la evolución trimestral de las dotaciones para insolvencias (-46,4%) "refleja el esfuerzo realizado en el primer semestre" para la cobertura de los riesgos inherentes a la cartera crediticia.

Preguntado sobre si el comunicado que realizaron las patronales bancarias CECA y AEB antes de las elecciones catalanas en el que advertían de que una declaración unilateral de independencia supondría el replanteamiento de la presencia de los bancos firmantes (entre ellas, CaixaBank y Sabadell), Gortázar se ha limitado a comentar que la entidad catalana es solo “una de las entidades integrantes” de esas asociaciones. “No queremos hacer especulaciones sobre situaciones hipotéticas”, ha afirmado Gortázar, quien ha insistido en que “la situación catalana” solo puede solucionarse con “diálogo, acuerdos y pactos” entre “Cataluña y el conjunto de España”. Gortázar ha negado que el comunicado de las patronales haya tenido ningún impacto en la clientela del banco.

Sobre posibles operaciones corporativas, Gortázar ha señalado que es posible que siga el proceso de consolidación. A su juicio, “los márgenes del negocio” y, en especial, la “dificultad elevada” para cubrir los costes de capital en el sector explican esa estrategia. “Cuando el pastel se reduce la respuesta que se da es la consolidación”, ha dicho. El consejero delegado de CaixaBank ha sostenido que la entidad ahora está “enfocada” en el crecimiento orgánico. “Otra cosa es que con calma y sin prisas, si otra entidad piensa que podemos ser compañeros de viaje analicemos los números con frialdad y tranquilidad”.

Gortázar también se ha referido a las comisiones bancarias que se implantaron en los cajeros automáticos para usuarios que no fueran clientes de CaixaBank. El consejero delegado ha asegurado que las comisiones bancarias "a nivel general" han caído" y ha añadido que la introducción de la tasa se compensó por la caída de usuarios "no clientes" de la entidad en los cajeros. "No era una decisión para ganar menos dinero, sino en poner en valor nuestra red", ha asegurado. Gortázar también ha afirmado que la decisión no fue una "evolución a un muendo nuevo y desconocido", puesto que en Estados Unidos o Alemania se cobran esas comisiones.