Selecciona Edición
Iniciar sesión

Iberdrola gana 1.920 millones hasta septiembre, un 7,8% más

El beneficio neto recurrente, sin extraordinarios, mejora un 8,5% hasta 1.672,8 millones

Parque eólico de Iberdrola en Klondike (Oregón, EE UU)

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 1.919,7 millones de euros en los nueve primeros meses de este año, un 7,8% más que en el mismo periodo de 2014. El beneficio neto recurrente, que no tiene en cuenta los extraordinarios, mejoró un 8,5% hasta los 1.672,8 millones de euros, según ha informado este miércoles la compañía en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En los primeros compases de cotización tras la presentación de los resultados hasta septiembre, las acciones de la eléctrica repuntaban ligeramente en el selectivo español.

En los tres primeros trimestres de 2015, el beneficio bruto de explotación (Ebitda), una medida común para medir el desempeño económico de una empresa, alcanzó los 5.430,7 millones de euros, un 5,8% más, gracias al crecimiento del 16,2% del negocio internacional. Frente a este repunte, contrasta la caída del 2,1% registrado en el mercado español. El 75% de su negocio proviene ya de los negocios regulados: redes, renovables y generación México. Estas tres unidades mejoraron su Ebitda conjunto un 15,5%, impulsado sobre todo por el resultado de renovables (+19,3% en el periodo).

Las ventas ascendieron a 23.689,6 millones de euros en el periodo, un 6,7% más, y el margen bruto se ha incrementado un 7,3% hasta 9.523,9 millones de euros. Iberdrola ha continuado, además, mejorando su eficiencia, con un descenso del gasto operativo neto del 0,2%, si se excluye el efecto negativo del tipo de cambio.

La inversión total repuntó un 6,7% entre enero y septiembre, hasta los 2.096 millones de euros. Iberdrola destaca, además, que seis de cada 10 euros invertidos se destinan a proyectos de crecimiento. En el plano inversor, también destaca la apuesta de la eléctrica por los negocios regulados, a los que dedica nueve de cada 10 euros de nueva inversión.

Iberdrola reafirma sus objetivos para el cierre del año: cerrar el ejercicio con un Ebitda y un beneficio neto superiores a los de 2014. La empresa señala, además, que cumplirá sus perspectivas para 2016, presentadas a principios del año pasado, con un año de antelación.

ampliar foto
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la presentación de resultados de los tres primeros trimestres de 2015.

En el plano puramente financiero, la empresa subraya la "mejora" de su solidez. La deuda neta ajustada se situaba a cierre de septiembre en 26.159 millones, 94 menos que a la misma altura del año pasado. Los ratios financieros de la empresa también muestran una ligera mejoría: la deuda neta sobre Ebitda alcanza las 3,6 veces. En el tercer trimestre, Iberdrola disponía de una liquidez de 8.000 millones de euros, una cantidad suficiente, siempre según la información hecha pública este miércoles por la empresa, para cubrir sus necesidades de financiación durante más de 27 meses.

La compañía ha subrayado que estos resultados refuerzan su compromiso de ofrecer a sus accionistas una retribución mínima anual de 0,27 euros brutos por acción. El consejo de administración ha aprobado la ejecución de un nuevo aumento de capital liberado en el marco del programa Iberdrola Dividendo Flexible que se llevará a cabo en enero de 2016, fijando un precio mínimo de compra de 0,125 euros brutos por cada derecho de asignación gratuita.

Las ventas crecieron un 6,7%, hasta 23.689,6 millones. La inversión total repuntó un 6,7%, hasta los 2.096 millones.La empresa señala que ha adelantado en un año la consecución de los objetivos fijados para 2016.

Durante la conferencia con analistas, el presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, recordó que Iberdrola ha realizado más de 1.000 nuevas contrataciones en el periodo y proporcionado prácticas a 600 jóvenes graduados. Además, señaló que Iberdrola “ha realizado compras por valor de más de 3.500 millones de euros a proveedores entre los que se encuentran cerca de 4.000 suministradores españoles”. “Es el caso de Navantia, para la fabricación de las plataformas de nuestro parque eólico marino Wikinger”, añadió.