Iberdrola y Abengoa se suman a Obama contra el cambio climático

Son las únicas firmas españolas que figuran entre las 81 que firmaron el documento promovido por el presidente de Estados Unidos

Parque eólico de Iberdrola en Klondike (Oregón, EE UU)

Iberdrola USA, filial de Iberdrola en Estados Unidos, y Abengoa han sido las únicas empresas españolas que han suscrito la American Business Act on Climate Pledge, el documento promovido por el Gobierno de Barack Obama que recoge los compromisos de las principales empresas de Estados Unidos contra el cambio climático.

La adhesión a dicho documento, en el que figuran 81 empresas que desarrollan su actividad en Estados Unidos, implica expresar el respaldo a un desenlace firme de la Cumbre del Clima, COP21, que se celebrará en París entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre. Asimismo, supone demostrar un compromiso continuo en la acción contra el cambio climático.

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán, que se encuentra en trámites para recibir la aprobación definitiva de la compañía UIL con sede en Massachusetts, se somete a una serie de compromisos para reducir las emisiones, incrementar las inversiones en proyectos bajos en carbono, utilizar más energías limpias y emprender una serie de acciones para construir un modelo de negocio más sostenible y combatir el cambio climático.

En ese sentido, Iberdrola USA, que cuenta en Estados Unidos con más de 6.000 megavatios (MW) de potencia renovable, se compromete a alinearse con los objetivos de reducción de emisiones comprometidos por Iberdrola: reducir su intensidad de emisiones un 50% para 2030 con respecto a sus niveles de emisiones específicas de 2007 y ser neutra en carbono para 2050.

Por otro lado, acepta incrementar su actual potencia renovable en Estados Unidos. La compañía ha identificado oportunidades para construir, al menos, 446 nuevos megavatios eólicos en el país. Asimismo, se compromete a invertir en la mejora de las infraestructuras de distribución en Nueva Inglaterra y Nueva York; mejorar la calidad de las redes de distribución para afrontar condiciones climáticas extremas a través del uso de nuevas tecnologías; potenciar la introducción de redes inteligentes que permitan también una mejor integración de las fuentes renovables al sistema; impulsar la movilidad eléctrica y mantener los máximos estándares de calidad en sus proyectos en construcción y en su gestión, como la norma ISO 14001:2004.

En el caso de Abengoa, el presidente de EE UU ha valorado su labor en el Estado de Arizona, donde la empresa española tiene una macroplanta de energía termosolar desde finales de 2013. Estas instalaciones, de nombre Solana y constituidas por un extenso laberinto de espejos, generan 280 megavatios de potencia por hora, cantidad similar a los de un grupo nuclear.

Más información