Un estudio de la patronal prevé más empleo con el acuerdo transatlántico

Atribuye al TTIP la creación de hasta 335.000 puestos de trabajo en España en cinco años

El presidente de la CEOE, Joan Rosell. EFE

El Instituto de Estudios Económicos (IEE), un centro de análisis que depende de la patronal CEOE, presentó este jueves un estudio sobre cómo afectaría a la economía española la firma del acuerdo de asociación transatlántica sobre comercio e inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), que negocian EE UU y la UE. Y su conclusión es claramente favorable, al anticipar más empleo, más actividad económica, e incluso un repunte salarial, si el acuerdo acaba cerrándose.

“Los efectos de una negociación de este acuerdo TTIP son netamente positivos para la economía española y para el empleo”, concluyen los autores del estudio, dirigido por la investigadora Concepción Latorre, que atribuyen ese impacto a “una expansión en las exportaciones” españolas a EE UU.

La negociación del TTIP, que comenzó en 2013 y aborda la próxima semana la undécima ronda de conversaciones, ha dado hasta ahora pocos frutos, entre críticas de falta de transparencia y el rechazo ciudadano en algunos países europeos, como Alemania. Pero la firma del acuerdo del Pacífico, del que también forma parte esencial EE UU, y el poder otorgado a la Administración Obama por el Congreso estadounidense han cambiado las perspectivas.

El impacto económico de un acuerdo que se centraría más en acercar la regulación a ambos lados del Atlántico que en rebajas de aranceles es algo difícil de anticipar. En caso de que se logre un acuerdo “ambicioso”, el estudio del IEE pronostica que el PIB español crecería hasta un 0,7% adicional al año, y que se generarían hasta 335.000 nuevos empleos en los cinco primeros años con el acuerdo en vigor.

La Fundación Bertelsmann ya destacó a España entre los potenciales ganadores del acuerdo, solo detrás de Reino Unido y los países escandinavos. Aunque ese efecto positivo, más modesto que en el estudio presentado este jueves, lo atribuyó a un aumento de las importaciones desde Estados Unidos, más baratas que las europeas.

Más información