Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los precios de la leche en origen suben tras la presión de los ganaderos

La industria y la distribución elevan ligeramente los pagos por litro

Un granjero alimenta a sus vacas con paja
Un granjero alimenta a sus vacas con paja

Los precios de la leche en origen en las principales zonas productoras del norte de España experimentaron una ligera subida en septiembre. Para este mes y el siguiente, noviembre, se espera que esta tendencia continúe con más fuerza. Esta nueva situación en el sector lácteo se produce tras las movilizaciones de los últimos meses y del acuerdo suscrito en el seno del Ministerio de Agricultura, por el que los grupos de la distribución y las industrias asumieron el compromiso de impulsar unos precios para que los ganaderos no vendan el producto por debajo del coste de producción.

Tras estos incrementos, los precios medios en Galicia se sitúan en el entorno de los 0,28 euros por litro, mientras en la zona centro ascienden a 0,31 euros y a cifras superiores en la mitad sur de la península. Una de las condiciones exigidas por los ganaderos a las industrias para poner fin a las protestas era la eliminación de los contratos a la baja que se habían firmado para su entrada en vigor desde octubre y la revisión al alza de los mismos.

En las últimas semanas, prácticamente la totalidad de las industrias han decidido elevar ligeramente los precios de sus contratos, de media un céntimo y, en el peor de los casos, en los mismos niveles anteriores. A esa línea de subida (o mantenimiento) se han sumado las empresas proveedoras de Mercadona, como Entrepinares (de elaboración de quesos) y Celega (de elaboración de yogures), a través de las industrias Schreiber y Lactiber. Otras empresas que han planteado subidas son Reny Picot, Central Lechera Asturiana, Celta o el grupo francés Lactalis, fabricante de Puleva o Lauki.

Previsión al alza

Para los meses próximos se esperan subidas superiores consecuencia de dos factores. Una primera razón es la reducción reciente de la producción interior, que en los ocho primeros meses del año se incrementó casi un 2%. Muchos ganaderos redujeron censos y cambiaron la alimentación de los animales para producir menos. En segundo lugar, pueden influir también las previsiones igualmente a la baja del grupo neozelandés Fonterra, líder mundial en el mercado lácteo, con una caída de entre el 2% y el 3% de las producciones mundiales hasta la próxima primavera.

Esta nueva situación de los mercados mundiales se viene reflejando ya en las últimas semanas en las subastas de productos lácteos que lleva a cabo Fonterra, con subidas de precios de más del 10%. Se espera que esta tendencia se refleje a corto plazo en el mercado español.