Coren hace rentables sus orígenes

La cooperativa gallega reemplaza las granjas intensivas por explotaciones al aire libre de pollos, vacunos y porcinos

Instalaciones de Coren en la provincia de Ourense.

Con una facturación de mil millones de euros, el grupo gallego Coren es la primera sociedad cooperativa española y la décima en el sector de las carnes en el conjunto de la Unión Europea. A su importancia como empresa se suma el hecho de constituir una parte fundamental del entramado económico del medio rural gallego, especialmente en las provincias de Lugo y Ourense, con la existencia de casi un millar de granjas en los sectores de la avicultura de carne y de puesta, de vacuno y porcino, bajo cuyas siglas se hallan directamente unos 3.200 socios y otros 3.000 empleados directos e indirectos.

Hace algunos años, abandonó su actividad en el sector de la leche. Las explotaciones ganaderas intensivas han constituido el eje de la actividad del grupo y todavía mantienen un gran peso en la facturación. Sin embargo, en todos los sectores donde opera, la cooperativa está desarrollando un proceso de reconversión con la puesta en marcha de granjas dedicadas a producciones camperas. En unos casos son los socios de siempre los que se reconvierten y, en otros, son jóvenes que se suman al trabajo en el medio rural. “Las producciones camperas son una demanda de los mercados de la que no podíamos quedar al margen”, señala el presidente de Coren, Manuel Gómez-Franqueira. “Cada día son más consumidores que, tanto en el mercado interior como externo, reclamaban este tipo de productos y que están dispuestos a pagar un precio más elevado. Por ese motivo, junto a una oferta de más productos transformados con un mayor valor añadido, hemos apostado por una producción ligada a la tierra de carnes y huevos, con una alimentación con cereales y, sobre todo, con una gestión tradicional de los animales en libertad”.

La producción de huevos camperos se concentra en 16 granjas con una media de 18.000 ponedoras cada una. La cooperativa entrega las pollitas a los granjeros con una edad media de cuatro meses y la gallina se mantiene solamente en producción algo menos de un año. Se estima que una gallina en estas granjas tiene a lo largo de su vida una producción de unos 280 huevos.

Las explotaciones ganaderas intensivas han sido el eje del grupo cooperativo

La alimentación se basa en los cereales, a razón de una dieta diaria de unos 130 gramos. Frente al sistema de producción intensivo con gallinas en jaulas, las ponedoras camperas disponen de un espacio de cuatro metros por cada ocho animales en el interior de la granja y de cuatro metros en el campo, generalmente protegidas de arbolado. Si desea identificar si el huevo que come es campero, fíjese en el código inscrito en él. Si comienza por uno, es campero. Si se tratara de huevos ecológicos, el inicio es un cero. Respecto a la cría de pollos de corral, Coren empezó hace 20 años en esta actividad —que la actual normativa denomina “pollo campero”— y hoy dispone de 120 granjas con un número medio de 19.000 animales. En el caso de los pollos en el interior de las naves, la cifra máxima es de 10 animales por metro cuadrado y en el exterior cada cabeza dispone de un metro cuadrado.

En porcino, la cría semi-intensiva se desarrolla desde hace cuatro años en unas 40 granjas con una producción variable en función del volumen de castañas disponibles cada año para su alimentación. Los animales, en un 50% de raza duroc, un 25% landrace y otro 25% de raza large white, entran en el cebadero a los dos meses y medio y son cebados durante otros cinco meses en base a cereales y un componente de 25 kilos de castaña por unidad, lo que supone la compra de un millón de kilos de este fruto que se recoge en temporada, se cuece y congela para su disponibilidad durante todo el año. Para aumentar más la producción de carne, Coren está impulsando la recuperación de los bosques de castaña gallega. La media de producción de cerdos es de unas 100.000 unidades al año.Los animales duermen en una nave con salida libre al campo. Este negocio factura ocho millones de euros de los que la mitad corresponden a la exportación, especialmente a Japón o Corea del Sur.

Para cebar al porcino compran un millón de

kilos de castañas cada año

En vacuno, el grupo mantiene 90 granjas dedicadas a la cría de terneros con una producción de casi 4.000 toneladas, lo que le convierte en el primer productor de ternera gallega. La firma dispone de cientos de hectáreas de montes en las provincias de Lugo y Ourense donde pastan en libertad más de un centenar de vacas de la raza cachena, que proporcionan anualmente unos 90 terneros. La raza, que estaba al borde de la extinción, se adapta muy bien a la vida en libertad. Aunque el grupo Coren presume de contar con relevo generacional, no son ajenos a la crisis del sector donde un 30% de los agricultores supera los 64 años y solo un 6% está por debajo de los 35 años, asumen también que avanza la población envejecida.Para evitar el impacto que tendría la salida por edad de cientos de socios, la cooperativa ha puesto en marcha la constitución de nuevos emprendimientos de entre 30 y 50 personas.

A los socios que deban abandonar la actividad por su edad, junto a quienes disponen de explotaciones que no han podido o querido mantener, se les ofrece la posibilidad de seguir como accionistas en grupos cooperativos que disponen de macrogranjas en las que el trabajo lo realizan personas contratadas bajo la gestión de Coren. La cooperativa ya dispone de ocho macrogranjas de pollos y otras tantas de cerdos. De la facturación casi el 35% corresponde a este tipo de granjas.