Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El supervisor Fiscal alerta de desviaciones en el techo de gasto

La Airef advierte de la brecha entre gastos e ingresos de la Seguridad Social. La institución calcula que la devaluación salarial ha restado unos 15.000 millones a la Seguridad Social

"Existe una tendencia histórica entre las Administraciones Públicas a ser excesivamente optimista en la previsión de sus ingresos". De esta forma, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), el organismo encargado de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas, explica la existencia de "un alto riesgo de desviación del objetivo de déficit de 2016 de los Fondos de la Seguridad Social".

La institución añade que "el riesgo se debe a la dificultad de alcanzar las previsiones de ingresos de los presupuestos de 2016". Por eso, pronostica que el déficit del sistema de la Seguridad Social el próximo año puede ascender a unos 15.000 millones (1,5% del PIB) frente a los cerca de 3.000 millones (0,3%) de números rojos previstos por el Gobierno.

La institución asegura haber detectado uno de los orígenes de este desfase: "las cotizaciones están afectadas por los efectos de una baja inflación un bajo nivel de ocupación y las medidas de fomento del empleo. La Autoridad Fiscal, de hecho, realiza un cálculo para determinar el efecto de la moderación de precios y salarios en el saldo de la Seguridad Social. "Los resultados en el periodo 2012-2015 la evolución débil de los precios y salarios ha implicado una disminución de ingresos cercana a los 15.000 millones de euros, junto con unos mayores gastos por prestaciones por desempleo de alrededor de 5.000 millones, que moderan el impacto en términos de déifict de los Fondos de la Seguridad Social".

Pese a ello, desde la Airef quiso restar dramatismo a la situación porque aunque el Fondo de Reserva se va agotando, aún puede cerrarse la brecha con transferencias de otras administraciones. Por eso, reclamó desarrollar la disposición adicional 65 recogida en los Presupuestos de 2016 que viene a habilitar al Estado para complementar la financiación de las prestaciones no contributivas de la Seguridad Social.

Por otra parte, la institución también alertó sobre el incumplimiento de la regla de gasto, la norma por la cual el gasto público no puede crecer por encima de la evolución media de la economía. La Airef advierte de que las rebajas de impuestos, aprobadas por la reforma fiscal, deberían llevar aparejadas ajuste en el gasto (porque conllevan una caída de la recaudación), según establece la regla de gasto. Pero la Administración Central no ha previsto medidas adicionales. "El incumplimiento de la regla de gasto no es por indisciplina, sino por el diseño de la propian regla", explican fuentes de la Airef.