Selecciona Edición
Iniciar sesión

“La hemos cagado por completo”, dice el jefe de Volkswagen en EE UU

"Pagaremos lo que tengamos que pagar", señala en su primera aparición en público tras el escándalo

 Reuters - Live

El jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn, pidió disculpas insistentemente y de forma expresiva por el escándalo de las emisiones de sustancias contaminantes de sus coches de gasóleo que estalló el viernes de la semana pasada y se comprometió a recuperar la confianza de los consumidores estadounidenses.

"La hemos cagado por completo", dijo tras admitir el engaño: "Hemos sido deshonestos con la EPA [la agencia de protección medioambiental], hemos sido deshonestos con el consejo de la ARB [la agencia que se ocupa de la calidad del aire en California], hemos sido deshonestos con todos ustedes", señaló Michael Horn.

"Tenemos que arreglar los coches para evitar que esto vuelva a suceder y tenemos que hacer esto bien. Este tipo de comportamiento va totalmente en contra de nuestros valores", argumentó el lunes por la noche en Brooklyn (Nueva York), en la presentación de una nueva versión del modelo Passat en un evento en que la estrella del rock Lenny Kravitz era la estrella invitada.

Horn y otro ejecutivo del grupo cancelaron una entrevista con periodistas acordada previamente y rechazaron contestar preguntas en la primera aparición pública de un alto ejecutivo de Volkswagen en Estados Unidos desde que estalló el escándalo. La EPA y la ARB de California informaron el viernes de que Volkswagen había instalado un dispositivo en más de medio millón de coches para hacer trampas en los controles de emisiones de partículas contaminantes.

ampliar foto
Lenny Kravitz fue la estrella invitada del acto de Volkswagwen de este lunes. WireImage

"Estamos comprometidos a hacer lo que se debe hacer y comenzar a restaurar la confianza", dijo Horn. "Pagaremos lo que tenemos que pagar", añadió.

El mayor fabricante de automóviles de Europa se enfrenta a miles de millones de dólares en posibles multas, posibles acusaciones penales para sus ejecutivos y un golpe de imagen que arruina sus planes para reactivar las ventas en EE UU. El Departamento de Justicia de Estados Unidos está llevando a cabo una investigación criminal, según dijeron funcionarios familiarizados con la investigación.

Más contaminación

La compañía vendió versiones diésel de automóviles Volkswagen y Audi con un software que activa los controles de contaminación completos solamente cuando el coche está siendo sometido a pruebas de emisiones. Durante la conducción normal, los coches contaminan 10 veces a 40 veces los límites legales, dijo la EPA.

Los modelos afectados incluyen versiones diésel del Passat, así como el VW Beetle, Jetta y Golf. El Audi A3 también está siendo investigado. El mes pasado, los modelos diésel representaron el 23% de las ventas de la marca VW en EE UU, según un comunicado de prensa de la empresa.

La cotización de Volkswagen se hundió este lunes en la Bolsa de Fráncfort hasta su mínimo en tres años, con una caída cercana al 20% en la sesión que supuso una pérdida de valor de unos 15.600 millones de euros.

Más información