Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué fue de los alumnos 10 del año pasado?

Los mejores estudiantes de Bachillerato y Selectividad en 2014 siguen sin saber lo que es suspender un examen. Así lo viven

Blanca Díez Sánchez, mejor nota en las pruebas de acceso a la Universidad en Madrid. Ampliar foto
Blanca Díez Sánchez, mejor nota en las pruebas de acceso a la Universidad en Madrid.

Pasaron de ser los mejores alumnos del instituto a convertirse en un número más en la Universidad. A algunos les costó acostumbrarse a coger apuntes. Otros reconocen haber tenido dudas al principio del curso. Muchos dejaron su hogar para zambullirse en la vida de los campus universitarios. Pero todos han vuelto a superar la difícil prueba de ser los mejores estudiantes.

Blanca Díez

Mejor nota en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) de Madrid. Estudia Medicina en la Universidad Autónoma 

Blanca Díez.
Blanca Díez.

Lo peor fue aprender a tomar apuntes y hacer bien los exámenes tipo test. El resto fue rodado: pronto se acostumbró al lenguaje médico de sus profesores y a las largas horas de prácticas. Si hace un año tenía dudas sobre la elección de universidad, ahora se reafirma: “El nivel de exigencia y excelencia de mis compañeros y profesores es inmejorable”. Su 8,6 de media tiene más mérito cuando cuenta que también ha sacado tiempo para superar el Advance (examen oficial de inglés) y para dar clases particulares. Habla con pasión de su carrera y reconoce que lo importante no es sacar la mejor nota, sino “quedarse con los conocimientos” para luego “tratar bien” al paciente.

Fernando Magallanes

Mejor nota de la PAU en Sevilla. Estudia el doble grado de Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid

Fernando Magallanes.
Fernando Magallanes.

“He aprendido de todos los profesores y, aunque en el primer cuatrimestre tuve mis dudas, ahora estoy encantado con mi carrera”, cuenta al otro lado del teléfono desde Sevilla. Hace unas semanas dejó su habitación de la residencia Marichelo, ubicada en el madrileño barrio de Chamberí, para volver a su cuarto de siempre. Ya conoce sus notas (nueve matrículas de honor de 13 asignaturas) y ahora toca descansar. “La verdad es que tengo poco tiempo. Por las mañanas me estoy sacando el carné de conducir y también estoy buscando residencia en Londres para el año que viene”. El plan de estudios de su doble grado le obliga a preparar las maletas en segundo para hacer ese curso en una universidad extranjera. Magallanes hace honor a su apellido y quiere recorrer mundo cuando finalice sus estudios.

Teresa Usón

Nota más alta de Selectividad en Aragón. Estudia Derecho en la Universidad de Zaragoza

Teresa Usón.
Teresa Usón.

“Cuando llegué a la facultad en seguida se corrió la voz de que había sacado la nota más alta de Aragón y eso me agobió bastante. Pensaba que tenía que sacar buenas notas para demostrar que también lo podía hacer bien en la carrera pero luego me he ido relajando”, cuenta Teresa a la salida de su último examen. A falta de saber esta calificación en Libertad de Creencias e Interculturalidad, la media de las otras asignaturas supera el 9. Pese a que le costó decantarse por Derecho, está muy contenta con su elección. “Vivo en un colegio mayor y aunque al principio me sentía como en un campamento, ya me he adaptado”.

Víctor Antón

Mejor alumno de la PAU en Navarra. Estudia Medicina en la Complutense de Madrid

¿Qué fue de los alumnos 10 del año pasado?

Ya han acabado los exámenes y Víctor y sus amigos de la facultad disfrutan de sus vacaciones en Toledo. “El año ha sido mucho mejor de lo que esperaba. Le he cogido cariño hasta a las aulas”, asegura este universitario tudelano. Las fiestas y haber encontrado el amor no le han impedido sacar el curso adelante. La nota más baja que ha tenido ha sido un 8,2. La más alta, un 10. Víctor dice que ahora se ve más como cirujano que como cardiólogo, pero que lo que toca ahora “es aprender”.

Rubén Mazo

Mejor calificación de Selectividad en La Rioja. Estudia el doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas en la Universidad de La Rioja

Rubén Mazo.
Rubén Mazo.

“He aparcado los idiomas pero los retomaré en cuanto pueda”. La principal razón es que Rubén Mazo ha estado muy centrado en las 10 asignaturas de primer año que ha aprobado con holgura. El joven no ha tenido que madrugar para ir a la facultad porque vive a dos minutos de ella. “Sigo viviendo con mis padres y mi vida apenas ha cambiado”, comenta.

Guillermo Plata

Mejor calificación de la PAU en Málaga. Estudia Medicina en la Universidad de Málaga

Guillermo Plata.
Guillermo Plata.

“Llevo desde el 1 de junio de exámenes y ya estoy harto”, confiesa Guillermo. Faltan tres días para su examen de Embriología y cuesta arañarle 15 minutos al teléfono para la entrevista. Cuando salga del aula, irá a la playa a darse su primer baño. El balance de su año como universitario ha sido bueno: dejó Torre del Mar para instalarse en un colegio mayor de Málaga y allí ha hecho buenos amigos. Extraña la cercanía de los profesores del instituto pero se ha adaptado a “ser un número” en su facultad. Sus calificaciones siguen rozando la excelencia.

Alberto del Río

Mejor nota de Selectividad en Asturias. Estudia el doble grado de Física y Matemáticas de la Universidad de Oviedo

Alberto del Río.
Alberto del Río.

“He sacado un 9,3 de media pero podía haberlo hecho mejor, sobre todo en Teoría de la Relatividad y Leyes Físicas”, dice el estudiante asturiano. Gracias a la beca que concede la Fundación María Cristina Masaveu Peterson a la excelencia académica, Alberto no solo ha empollado libros de física y números, sino que también ha sacado tiempo para ir a clases de inglés y guitarra. Reconoce que el recorrido diario en autobús desde Avilés hasta Oviedo (dura unos 90 minutos) se le ha hecho pesado, pero es consciente de que es mucho más económico para su familia.

Mary Paz Gallego

Nota más alta de la PAU en Murcia. Estudia Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca

Mary Paz Gallego.
Mary Paz Gallego.

La asignatura que más le ha gustado a Mary Paz este primer año ha sido Árabe. “No tenía nada que ver con lo que había aprendido antes y ha supuesto todo un reto que he superado con buenos resultados”, cuenta. Reconoce que el nivel de su facultad es alto pero ella se mantiene entre notables y sobresalientes. Le gusta la pasión con la que imparten clase sus nuevos docentes y mantiene su idea de especializarse en traducción literaria. 

Más información