Selecciona Edición
Iniciar sesión

Amazon sorprende al registrar beneficios

Los ingresos de la compañía de comercio electrónico suben un 20% en el trimestre

Una empleada llevado un cartel con el logo de Amazon EFE

Amazon es una compañía única, y no solo por el alcance de su negocio. Su fundador, Jeff Bezos, tenía acostumbrados a los inversores a las pérdidas. Es lo que se esperara volviera a suceder al presentar los resultados del segundo trimestre. Sin embargo, la sociedad registró entre abril y junio un beneficio de 92 millones de dólares (83,7 millones de euros al cambio actual) frente a un negativo de 126 millones en el mismo periodo de 2014.

Además, la cifra de negocio creció un 20%. La facturación ascendió a 23.180 millones, también mejor de lo anticipado. Este rendimiento causó sorpresa en Wall Street y disparó un 17% su cotización, a 567 dólares la acción (515 euros). El valor de mercado de Amazon supera así al de Walmart, que está teniendo dificultad para ganar terreno en el comercio electrónico. Este año se apreció un 50%, hasta los 264.000 millones.

En pocos minutos tras publicar los resultados, la capitalización de Amazon creció en 39.860 millones. Es suficiente para colocarse como la séptima mayor compañía del índice S&P 500 y es más grande que Caterpillar, Goldman Sachs y Boeing juntas. Para Bezos esto se traduce en 7.180 millones más que amasa en su fortuna personal. Los casi 84 millones de títulos que controla valen ahora 47.500 millones, lo que le consolida entre los 10 más ricos del mundo.

Amazon fue hasta ahora invirtiendo casi todo el dinero que generaba en expandir su negocio, en concreto el servicio Prime que permite a sus abonados tener acceso de forma ilimitada a contenido audiovisual y libros electrónicos. También produce a pérdida sus tabletas digitales. En paralelo, está ampliado su infraestructura de gestión de datos en la red, que le aporta ya 1.820 millones de dólares en ingresos al trimestre.

El negocio de Amazon Web Services, que le aportó un beneficio de 391 millones, era prácticamente desconocido para los inversores hasta el pasado trimestre, cuando presentó las primeras cifras sobre su rendimiento. Entonces se cifró la facturación de esa unidad en 1.570 millones. Hace un año superó los 1.000 millones. Ahí compite con Microsoft, Google e IBM.