Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskaltel compra la gallega R Cable por 1.155 millones

El operador vasco pagará en acciones y en metálico a CVC y Abanca

Sede del operador gallego R.
Sede del operador gallego R.

Euskaltel ha cerrado la compra del 100% de R Cable, el operador gallego de telecomunicaciones participado por CVC, que posee un 70%, y por el banco gallego Abanca, que detenta el restante 30%. El operador se ha valorado en 1.155 millones de euros, incluyendo deuda, y la operación se llevará a cabo con un pago parte en acciones y parte en metálico, según la comunicación remitida a la CNMV.

La valoración es de 10,9 veces el Ebitda que genera el operador gallego, en la línea de las últimas operaciones de consolidación del sector como la compra de Jazztel por Orange o de Ono por Vodafone, y muy similar a la capitalización de Euskaltel. Y es que la compra se produce apenas tres semanas después de la salida a Bolsa del operador vasco, que se estrenó en los mercados el pasado 1 de julio y actualmente tiene una capitalización de 1.300 millones de euros.

De esta forma, los accionistas actuales de R Cable pasarán a formar parte del accionariado de Euskaltel, en un canje que no ha sido detallado en la comunicación a la CNMV, aunque en la misma se aclara que tanto CVC como Abanca han acordado adherirse a los compromisos de permanencia como accionistas adquiridos por Kutxabank. La caja vasca disminuirá su participación en Euskaltel hasta el 25%. Por su parte, CVC, uno de los mayores fondos de capital riesgo, se convertirá tras la operación en accionista de control de Euskaltel junto a Kutxabank.

No obstante, los accionistas de las dos sociedades se han comprometido a mantener el carácter local de ambas compañías, que se verá traducido en la continuidad de las respectivas marcas, estructuras locales y los equipos de gestión, al considerarlos como elementos clave de la gestión comercial de ambas firmas en los últimos años

Kutxabank reduce su participación al 25% y CVC se convierte en accionista de referencia

Aunque se venía especulando con una operación de fusión de los operadores de cable regionales, el volumen de la operación ha sorprendido al mercado puesto que es casi idéntica a la valoración de Euskaltel en su salida a Bolsa, que fue de 1.202 millones de euros. Los analistas estiman que esta operación es preludio de la adquisición del operador asturiano Telecable, participado por fondos de capital riesgo que no han ocultado su intención de vender su participación para lograr fuertes plusvalías.

La entidad resultante de la integración tendría una red aproximada de 725.000 kilómetros de cable y fibra óptica, sirviendo a más de 715.000 clientes residenciales y empresas, unos ingresos anuales de 570 millones y un Ebitda de 265 millones, según comunicó Euskaltel.

Los ingresos de R Cable cayeron un 4% en 2014 hasta los 234,6 millones, y el resultado operativo (Ebitda) se mantuvo estable en 92 millones de euros. El operador gallego tiene en marcha este año un importante plan de inversión dotado con 58 millones de euros para acelerar el despliegue de fibra que ya llega a 935.000 hogares. A cierre de junio de 2015, cuenta con 332.691 clientes de fijo y banda ancha y 391.589 líneas de móvil.

El acuerdo ya ha sido autorizado por los consejos de administración de ambas compañías y "está sujeto a la satisfactoria ejecución – sin incidencias significativas - del proceso de due diligence y aprobación de las autoridades de competencia. La operación deberá ser igualmente ratificada en la Junta de Accionistas de ambas compañías". explica el hecho relevante.

Los principales accionistas de Euskaltel son Kutxabank (30,1%), Corporación Financiera Alba (8,02%), JP Morgan Chase (5%), Franklin Mutual (4,82%), Citigroup (3,65%), Blackrock (3,59%) y JP Morgan Asset Management (3,41%).