Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una operación internacional destapa un fraude de 300 millones

Una operación conjunta en la que participan ocho países ha desmontado una organización criminal dedicada a al fraude carrusel del IVA

Una operación conjunta, denominada Vértigo 2, en la que han participado las autoridades de Alemania, Países Bajos, el Reino Unido, Bélgica, España, Polonia, la República Checa y Suiza, ha desmontado este martes una red criminal responsable de defraudar aproximadamente 300 millones de euros en ingresos fiscales a través de un sofisticado esquema de fraude carrusel del IVA, según un comunicado de la agencia de cooperación judicial de la UE, Eurojust, que participó junto a Europol de la operación. La acción coordinada, en la que participaron efectivos de ocho países, se saldó con la detención de 14 personas y más de 40 registros.

La operación, iniciada por el Ministerio Público de Augsburgo y la oficina de policía criminal del Estado de Baviera en Alemania, recoge los frutos de una importante labor y un esfuerzo prolongado por un equipo dedicado de expertos, según el comunicado. El descubrimiento de los autores intelectuales que estaban detrás de esta banda criminal y la comprensión de su modus operandi son dos de los principales desafíos en este tipo de investigaciones complejas de fraude a gran escala.

La operación, llamada “Operación Vértigo 2”, forma parte de una investigación de fraude en el IVA. El equipo conjunto de investigación (JIT) se constituyó con efectivos de República Checa, Alemania, los Países Bajos, Polonia, Eurojust y Europol, con apoyo parcial de Eurojust.

La investigación se inició a raiz de una operación realizada el pasado marzo y ha estado coordinada a través de varias reuniones bilaterales y multilaterales celebrada en Eurojust. En la operación desarrollada este martes han participado más de 250 agentes de las fuerzas de seguridad de toda Europa y se ha centrado en la detención de los cabecillas de la trama. La fiscalía y las autoridades policiales de los estados miembros implicados, junto con expertos de Eurojust y Europol, trabajaron coordinados mediante uncentro de control de Eurojust en La Haya. Además, Europol desplegó una oficina móvil para facilitar el intercambio de la información en tiempo real y permitir el análisis de los datos recopilados para poder cruzarlos.

“Un éxito como este no habría sido posible sin el extraordinario compromiso demostrado por los fiscales e investigadores y la amplia participación de Eurojust y Europol durante un largo período de tiempo. Estos factores producen el alto nivel necesario de una estrecha cooperación internacional, lo que llevó al desmantelamiento de la organización criminal y al arresto de los autores intelectuales de la actividad delictiva éxitos de hoy no habría sido posible sin el extraordinario compromiso que demuestran”, comentó el Michael Rothärmel, asistente en el German Desk de Eurojust, que ha dirigido la operación.

“El fraude fiscal de este tipo no es un crimen sin víctimas; como el robo de sumas asombrosas de dinero, por parte de bandas criminales organizadas, se toma directamente de los ciudadanos de la Unión Europea. Priva a nuestro pueblo de la infraestructura esencial, como hospitales, escuelas y servicios públicos, que deben ser financiados por la adecuada recaudación de estos ingresos. Las autoridades de los Estados miembros, el pleno apoyo de Europol y Eurojust, han demostrado que para efectivamente cooperan entre sí las redes criminales se pueden desmontar con éxito. Europol no tolerará la existencia de tales grupos que operan en la UE. El éxito de la operación VERTIGO 2 muestra que no hay escondite para los que organizan esta criminalidad “, dijo Chris Perryman, Especialista Senior en el fraude carrusel en Europol.