Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los móviles Nokia vuelven en 2016

El ex fabricante finlandés confirma sus planes de lanzar 'smartphones' con su marca el próximo año

Imagen de un modelo antiguo de Nokia.

Nokia quiere volver definitivamente a poner su marca en un teléfono móvil. La compañía finlandesa ha confirmado oficialmente que pretende lanzar un nuevo terminal con su marca a finales de 2016 para lo que busca un socio que fabrique el hardware.

La otrora todopoderosa Nokia vendió su negocio de terminales a Microsoft en abril de 2014, después de un declive continuado de las ventas y pérdidas multimillonarias de esta división. Microsoft asumió este negocio y comercializa móviles y smartphones bajo la gama Lumia.

Ahora Nokia aspira a resucitar viejas glorias con un nuevo smartphone de diseño y tecnología propia que lleve su famoso logotipo. La compañía ya ensayó este relanzamiento cuando a finales del año pasado lanzó una tableta con Android, llamado Nokia N1, en el que el que contó como socio con el fabricante chino Foxconn, que se ocupó de la fabricación, comercialización, distribución y soporte técnico.

Ahora Nokia ha anunciado que quiere comenzar a vender teléfonos de nuevo, en virtud de un acuerdo similar. Está buscando un socio que se haga responsable de todo el apoyo de fabricación, ventas, marketing y atención al cliente.

"Cuando nos encontremos con un compañero de clase mundial que pueda asumir esas responsabilidades, trabajaremos estrechamente con ellos para conseguir un diseño y la tecnología que nos permita diferenciarnos, como hicimos con la tableta Nokia N1 Android", dijo Robert Morlino, portavoz de Nokia Tecnologías, en una entrada en el blog oficial de la compañía.

"Esa es la única manera en la que podríamos alcanzar la meta de lanzar un dispositivo móvil que lleven la marca Nokia y que la gente les encantará comprar”.

El lanzamiento de los nuevo nokias coincide con el vencimiento de una cláusula contractual incluida en la venta a Microsoft que actualmente impide al fabricante finlandés poner su marca en los teléfonos.

Nokia fue hasta el lanzamiento del iPhone de Apple en 2007 el primer fabricante mundial. Vendía casi el 70% de todos los móviles del planeta y llegó a ser la empresa europea con mayor valor bursátil. Pero su declive fue tan vertiginoso que hace dos años tiró la toalla y vendió su unidad de terminales a Microsoft por 7.200 millones de dólares.

El consejero delegado de Nokia, Rajeev Suri, ya sugirió hace un mes que la compañía estaba buscando socios adecuados para resucitar la marca.

Más información