Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos abre su mercado de carne vacuna a Argentina

El Gobierno de Obama acepta un fallo de la OMC contra una barrera al país sudamericano

Estados Unidos abre su mercado de carne a Argentina
Un trabajador de la industria cárnica de Argentina EFE

El Gobierno de EE UU ha puesto en marcha el pasado lunes el proceso para reabrir su mercado a la carne vacuna de Argentina, después de 14 años de impedir su ingreso. En 2001, en el país sudamericano se detectó fiebre aftosa en el ganado bovino y entonces EE UU y la Unión Europea le prohibieron el acceso de sus cortes. Al año siguiente, la UE comenzó a permitir otra vez el ingreso de carne argentina, pero la superpotencia ha mantenido las restricciones hasta ahora. El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, pronosticó este martes que en septiembre próximo su país volverá a exportar este alimento a EE UU y lo hará por hasta 280 millones de dólares anuales. Los ganadores locales desconfían de su optimismo porque aducen que en los últimos diez años los gobiernos kirchneristas desalentaron la actividad al limitar la exportación con la intención de que se abasteciera a menor precio el mercado interno.

En 2007, la Organización Mundial de Sanidad Animal declaró a Argentina país libre de aftosa sin vacunación. Esta fiebre no suele contagiar a los humanos, pero sí al ganado, por lo que ciertos países cierran sus mercados a mercados exportadores en los que aparece. Pero la decisión de aquel organismo hace ocho años no cambió entonces la opinión de EE UU acerca de los bifes argentinos. Así es que en 2012 el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner presentó una demanda contra el de Barack Obama ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por este producto y en abril pasado consiguió un fallo a su favor.

“En EE UU hay un proteccionismo que está legalmente aceptado porque los organismos multilaterales que evalúan la conducta de los diversos países aceptan los enormes subsidios y barreras paraarancelarias que existen sobre todo para los productos agropecuarios”, se quejó el ministro de Argentina. Su país sufrió en 2014 un fallo de la OMC a favor de EE UU, la UE y otros países ricos contra las barreras proteccionistas generalizadas que aplica desde 2012 ante la escasez de divisas. A finales de 2015 esas trabas deberán eliminarse, por lo que el ministro Kicillof está buscando el modo de reemplazarlas por otras medidas que mantengan acotadas las importaciones.

El ministro de Economía de Argentina se quejó del proteccionismo agrícola de EE UU

"Yo no tengo vacas ni tengo campo, pero lucho como si fuera una ganadera”, celebró este miércoles el fallo contra EE UU la presidenta Fernández. Su Ejecutivo calculó que en 14 años de restricciones Argentina perdió ventas externas por 2.000 millones de dólares, no solo a la superpotencia sino también, por consecuencia de la misma veda, a sus socios del Tratato de Libre Comercio de América del Norte, Canadá y México. Pero dos de las patronales agrarias argentinas calificaron a su gobierno como el “gran enemigo de las exportaciones de carnes bovinas” por los cupos y los impuestos que rigen sobre ellas. Recordaron que desde 2005, cuando el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) clausuró por un tiempo todos los envíos al exterior ante una subida de precios, Argentina cayó del tercer puesto de la clasificación de exportadores de cortes vacunos al 14ª actual. La faena y la produción también bajaron desde entonces, aunque comenzaron a repuntar en los últimos cuatro años, sobre todo por una recuperación del consumo interno. La apertura del mercado de EE UU se suma a la reciente de los de Rusia y China, con lo que los ganadores argentinos esperan remontar de a poco una crisis sectorial que ha cerrado 150 plantas.

Más información