Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Trabajas de lo que estudiaste?

Rastrear las ofertas de empleo y planificar la formación para reunir los requisitos es clave

 Paula Casado / Carlos Martínez

Desde que se termina la carrera universitaria hasta que se encuentra un puesto de trabajo a la altura de esos estudios, el tiempo puede transcurrir muy despacio. Oscar, de 33 años, se licenció en Derecho hace una década y todavía no se siente satisfecho con su empleo. Además, se pregunta si las decisiones que ha ido tomando desde que terminó la carrera han sido las idóneas. Tras licenciarse, se decantó por un máster en derecho y gestión urbanística. Era el año 2006 y todavía no había explotado la burbuja inmobiliaria. Logró trabajar en un despacho durante dos años y medio pero el pinchazo le dejó en la calle. Continuó formándose, se esforzó en aprender inglés hasta conseguir un nivel alto y hace un año volvió a encontrar un empleo en el sector jurídico. Le pagan unos mil euros; no está contento, pero al menos trabaja de lo suyo, señala él mismo.

De los más de 190.000 universitarios que finalizaron sus estudios en el curso 2009-2010, casi la mitad, el 45%, tiene un trabajo por debajo de su cualificación cuatro años después de haber terminado. Así lo confirma el informe Inserción laboral de los egresados universitarios, un documento publicado por el Ministerio de Educación en 2014 elaborado con datos de afiliaciones a la Seguridad Social de esos alumnos, tanto en régimen general como en autónomos.

Según el mismo estudio, la mayoría de grados con mayor inserción laboral son científicos y técnicos. El primero es Ingeniería Industrial en la Universidad de Cádiz, seguido de Medicina en diferentes campus públicos. Las carreras de humanidades son las que menos salidas reportan.

Si una vez licenciado, el candidato no encuentra empleo, ¿qué debe hacer? ¿seguir formándose en su campo de especialidad o cambiar radicalmente y adaptarse a los nuevos perfiles que demanda el mercado? “No necesitan reinventarse porque no se han inventado todavía”, apunta Beatriz González, directora del servicio de carreras profesionales de IE University, fundada en 1997 y relanzada en 2008 por IE Business School, la número uno según el Online MBA Ranking 2015, elaborado por el diario británico Financial Times.

Webs para descubrir tendencias laborales

  • Glassdoor.com: guía de carreras, empleos y opciones profesionales.
  • Carrersinternational.com: web que conecta empleadores con candidatos.
  • Entrypark.com: web especializada en perfiles junior, con consejos, ofertas de trabajo, programas para graduados, prácticas, etc.
  • 10minuteswith.com: a través de experiencias de profesionales se adquieren consejos para afrontar situaciones reales de la vida laboral.

Para esta experta, los datos que se desprenden del informe del Ministerio no son del todo acertados puesto que “hay muchos licenciados que se han marchado a trabajar fuera de España en el último lustro, y esos casos no están reflejados”, explica. En el caso de IE University, el 87% de egresados consigue trabajo dentro de los seis meses posteriores a la graduación y de ellos el 60% lo hace fuera de su país de origen, según los datos que maneja la propia institución académica. “Entre sus prioridades está explorar otros mercados y aumentar así su empleabilidad”, asegura.

Existen otros grupos. Los que no tienen posibilidades de marcharse fuera o los que tienen claro que quieren desarrollar su carrera en España. A estos González les recomienda analizar en profundidad la demanda del mercado y aprovechar sus habilidades y competencias para adaptarse a esos perfiles. “Si una vez obtenida la licenciatura quieren cursar un máster, es muy importante que tengan claro por qué y para qué se están preparando y para ello es necesario que investiguen las oportunidades que brindan los diferentes sectores”. También hay que atender al aspecto vocacional, porque el mercado es cambiante y tras el año de preparación ese perfil que antes se solicitaba ahora puede haber quedado anticuado o simplemente descartado. Los idiomas y el dominio de herramientas tecnológicas son algunos de los requisitos ineludibles para hacerse con un buen puesto de trabajo, señala González.

Saber encontrar nuevas posibilidades dentro de un ámbito de especialización es otra de las tareas. Para ello existen webs que muestran nuevas tendencias dentro de los diferentes gremios como glassdor.com, carrersinternational.com o entrypark.com, en la que se pueden leer consejos de otros perfiles junior sobre cómo superar con éxito las entrevistas personales en determinadas compañías. “Si ponemos como ejemplo un arquitecto, éste debe saber que más allá del diseño de construcciones hay otras salidas como la gestión de espacios en una empresa de distribución o actividades relacionadas con el diseño gráfico. Hay que ampliar las miras y no perseguir un único camino”.

Ante la desesperación de no encontrar un empleo acorde con la formación que se tiene, lo mejor es hacer un parón y examinar qué aporta nuestro perfil y a qué sector nos queremos dirigir. “Una vez que se ha hecho una lista de los requisitos más comunes ya se tiene una base para empezar a tomar decisiones, improvisar es una opción que no suele funcionar”, señala Nuria Esparza, responsable de atracción de talento de Adecco, una de las agencias europeas líder en recursos humanos. Para recopilar esos conocimientos se pueden visitar webs como Infojobs, Infoempleo o Monster y rastrear ofertas que sean de interés para ver qué piden.

“Acumular títulos no sirve para nada. Si el 80% de las oportunidades que nos interesan exigen un nivel Advanced de inglés, merecerá la pena centrase en ello y hacer un esfuerzo económico”, añade. Rellenar solicitudes y recibir un aluvión de negativas puede frustrar al candidato. Para evitarlo, aconseja inscribirse solo a aquellas ofertas en las que se está seguro de que, al menos, se pasará la primera criba y se conseguirá una entrevista personal. "En ocasiones está bien actuar rápido y decantarse por una especialización muy concreta. Hay que saber aprovechar las oportunidades", zanja. 

 

 

Más información