Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los directivos del Ibex aplauden la reforma del Código de Buen Gobierno

Los ejecutivos de Mapfre, Enagás, Abertis y Bankia participan en el III Foro Anual del Consejero

De izquierda a derecha, Francisco Reynés, Antonio Huertas, Javier Ayuso, Antonio Llardén y José Sevilla EL PAÍS

Los directivos de las grandes empresas no suelen ser muy partidarios del exceso normativo. Más bien ven con mejores ojos la autorregulación. Sin embargo, los ejecutivos participantes en el III Foro Anual del Consejero, organizado por KPMG, IESE, Talengo y EL PAÍS, celebrado el  martes 9 de junio en Madrid, aplaudieron la reciente reforma del Código de Buen Gobierno que incluye nuevas normas para mejorar la gestión y la transparencia en las compañías cotizadas.

"Creo que es una medida muy positiva que abre nuevas vías para normalizar la gestión de las empresas", según Antonio Huertas, presidente de Mapfre. En esta misma línea se mostró Antonio Llardén, presidente de Enagás: "El grupo que ha hecho la reforma ha realizado muy buen trabajo. En muchos casos las empresas cotizadas habían ido más allá de lo que pedía el anterior código y el nuevo texto lo que hace es recoger un conjunto de prácticas que ya en cierta medida ya se estaban aplicando".

En opinión de José Sevilla, consejero delegado de Bankia, la actualización del código es un "avance claro". pero no es una estación término ya que habrá que seguir modificando el texto  porque el gobierno corporativo  "es una materia viva".  Por su parte, el consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, señaló que España "progresa adecuadamente" en esta campo."Ahora hay que ir un poco más allá y hace falta que desde las empresas nos lo creamos. La aplicación de las nuevas normas dependerá de que apostemos por ello y las apliquemos en nuestro día a día", explicó Reynés.

Hay que superar el pudor del 'striptease' de las retribuciones

Los cambios en la Ley de Sociedades de Capital y en el Código de Buen Gobierno obligan a las empresas a dar una información mucho más detallada de las retribuciones de sus consejeros. Además, conceden más poder a la junta de accionistas sobre estos salarios.

Los directivos que participaron en el Foro Anual del Consejero creen que estas medidas son, en general, positivas. "Tras los excesos del pasado, ahora quizás se ha aplicado la ley del péndulo, pero todo lo que signifique mayor transparencia no me parece mal", dijo Francisco Reynés, consejero delegado de Abertis.

Para José Sevilla, consejero delegado de Bankia, es "una tendencia imparable. Hay que superar el pudor a que los demás sepan tu sueldo. Los inversores quieren tener esa información y que la política de retribución esté alineada con los intereses de la compañía". Antonio Llardén, presidente de Enagás, cree que la información salarial cuesta más en el sur de Europa que en los mercados anglosajones por una cuestión cultural.

La mesa redonda con los consejeros ejecutivos del Ibex dio paso a un discurso de la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, quien explicó que tras los últimos cambios normativos -modificación de la Ley de Sociedades de Capital y reforma del Código de Bueno Gobierno- se ha conseguido una sistema equilibrado que combina aspectos de obligado cumplimiento con recomendaciones que son de aplicación voluntaria (siempre que cuando no se sigan se expliquen los motivos). Rodríguez destacó en su intervención la importancia de que en el nuevo Código se hayan incluido por primera vez principios de responsabilidad social corporativa (RSC). "El concepto de RSC es fundamental para lograr el objetivo principal de la reforma que no es otro que construir las bases para que las empresas logren beneficios sostenibles, minimizando el impacto negativo de sus actividades".

El foro se celebró en la sede de IESE en Madrid y Juan José Toribio, profesior de Economía de esta escuela de negocios, señaló los retos que se abren delante de los consejeros en esta nueva etapa de crecimiento económico que se abre tras la larga crisis. "Es la hora de que las empresas vuelvan a plantearse desafíos de crecimiento, de incorporación de las novedades tecnológicas y de captación de talento, aspectos que durante la crisis quedaron relegados a un segundo nivel de urgencia".

El foro también contó con la intervención de John Scott, presidente de KPMG en España y vicepresidente global de la firma, quien subrayó la mayor importancia que el buen gobierno corporativo adquiere en una economía globalizada. "Con la internacionalización es necesario asegurar que hay un control real de la totalidad del grupo desde la matriz". Scott también señaló que los consejos deben entender muy bien el negocio de la compañía y apoyar a los equipos directivos en un contexto de transformación empresarial motivado, principalmente, "por los cambios tecnológicos y geopolíticos"

Más información