Selecciona Edición
Iniciar sesión

Industria creará un gravamen para el autoconsumo de luz con baterías

El borrador del real decreto incluye una nueva tasa para los usuarios que se conecten a la red y tengan sistemas privados de almacenamiento de energías renovables

Placas solares instaladas en la cubierta de una vivienda

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo creará un nuevo cargo que desincentivará el uso de baterías o sistemas de almacenamiento por parte de los autoconsumidores de electricidad (por ejemplo, a través de placas solares fotovoltaicas) que se conecten además a la red, según se aprecia en el borrador de real decreto que regula esta actividad, cuyo contenido está siendo sometido a consulta pública.

El nuevo gravamen afectaría a quienes compren baterías como las de Tesla o tengan acumuladores en las placas solares

Con la nueva regulación, estos autoconsumidores no solo no podrán recurrir a baterías como la lanzada recientemente por la compañía estadounidense Tesla, sino que sufrirán una penalización para los sistemas de almacenamiento que ya incorporan los nuevos paneles solares. Solo podrán usar estos acumuladores los que no se conecten a la red eléctrica y dispongan por tanto de una instalación aislada y completamente independiente.

El real decreto 1699/2011 ya prohibió la posibilidad de intercalar una batería entre la instalación de generación y el equipo de medida. Sin embargo, los nuevos paneles solares incorporan en algunos casos baterías que ya no se encuentran intercaladas en el circuito y que por tanto podrían ser susceptibles de utilizarse sin trabas regulatorias.

El experto en regulación Jorge Morales de Labra explicó a Europa Press que es precisamente este aspecto el que mejor explica la disposición transitoria del borrador en el que se fija un nuevo cargo del que quedan excluidas las instalaciones que no lleven acumuladores.

Un impuesto disuasorio

En concreto, el gravamen se aplica sobre la potencia y oscila entre los 8,9 euros por kilovatio (kW) y los 15,3 euros por kW para potencias inferiores a 15 kW conectadas en baja tensión. Este importe, indica el experto, será suficientemente disuario.

Las baterías incorporadas a las placas solares suelen tener una autonomía media de unas dos horas y su uso está siendo incentivado por reguladores como los de Alemania, que han encontrado en ellas una solución para no concetrar a las mismas horas los vertidos de electricidad a la red.

El borrador de Industria también señala en su artículo 10 que la electricidad excedentaria que los autoconsumidores puedan verter a la red no tendrá ninguna contraprestación económica. Este aspecto podría animarles a almacenar su electricidad para consumirla en las horas en las que no haya sol.

Las empresas sí tendrán compensación

Industria sí permitirá a los consumidores conectados en alta tensión y que realicen actividades empresariales tener una retribución por verter electricidad que no pueda ser consumida en su propia instalación, aunque sujeta a condiciones.

A estos autoconsumidores en alta tensión sí se les permitirá implantar sistemas de ahorro y eficiencia, si bien los generadores y las baterías de almacenamientos quedarán también excluidos de esta modalidad.

Más información