Selecciona Edición
Iniciar sesión

Desde julio el precio de la luz cambia cada hora para los nuevos contadores

Los consumidores que tengan contador digital y telegestionado podrán usar el sistema

Un técnico instala los nuevos contadores inteligentes.

La nueva tarifa de la luz calculada por horas llegará a los hogares con contadores inteligentes, digitales y telegestionados, el 1 de julio, si bien las comercializadoras y distribuidoras dispondrán de un plazo de adaptación hasta el 1 de octubre para implantar el nuevo mecanismo. A partir de ese día, la electricidad tendrá un precio nuevo hora a hora y cada día para cada consumidor.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha publicado este jueves en el BOE la resolución que da inicio al nuevo sistema de facturación de la electricidad por horas para los consumidores. 

Aparte de un contador inteligente, para disponer de esta modalidad es necesario además tener la tarifa regulada, conocida desde el año pasado como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y reservada para potencias inferiores a 10 kilovatios (kW). El tiempo para que los ficheros de intercambio de información entre las empresas y otros aspectos técnicos se apliquen podrá esperar, asimismo, hasta el 1 de enero del 2016.

El precio estará disponible un día antes en Internet

A partir de ahora, la factura se calculará en función del consumo que se realice cada hora y del precio que marque en ese momento el mercado mayorista de electricidad, conocido como pool. El precio para cada día estará disponible un día antes, a partir de las 20.15 horas, en la web de Red Eléctrica de España (REE). La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia criticó que estos contadores no permitieran a los clientes consultar el consumo a tiempo real a no ser que estén pegados al visor de su dispositivo. Por este motivo y si se quiere aprovechar las posibilidades que ofrecen los contadores inteligentes, la CNMC aboga por poner en marcha un sistema que garantice la comunicación entre el usuario y su equipo de medida.

Este precio fue el utilizado para acabar con las subastas eléctricas, en las que se fijaba el precio de la electricidad para el siguiente trimestre, y reimplantó un modelo de facturas bimestrales. Si el contador es analógico, el recibo se emite al cabo de dos meses con un precio adaptado a unos perfiles de consumo.

La oscilación del precio del kilovatio hora en función del mercado eléctrico afectará solo a cerca del 37% del recibo. Alrededor de otro 25% corresponde a impuestos, entre ellos el IVA, mientras que el 38% restante sirve para sufragar los costes regulados del sistema y se paga a través del término de potencia (un dinero fijo por cada kilovatio contratado) y de los peajes (en función del consumo).

Aparte de esta opción, el PVPC también ofrece otras alternativas de contratación a los consumidores, entre ellas un precio fijo del kilovatio hora para un año entero o un acuerdo bilateral con la compañía conforme a las condiciones pactadas.

Solo con las comercializadoras de referencia

La nueva factura hora a hora, al formar parte de la tarifa regulada, solo podrá ser suministrada por las llamadas comercializadoras de referencia, que son Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y E.ON España. Con la nueva reforma, otras comercializadoras pueden formar parte de este grupo si cumplen ciertos requisitos.

A cierre del año pasado, el número de contadores digitales instalados rondaba los 14 millones, de los que 10 millones estaban telegestionados. A esa fecha, las eléctricas debían tener más del 35% del parque instalado, y todas ellas superan estas tasas.

Más información