Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone España redujo ingresos y rentabilidad en 2014

La operadora facturó un 10,5% menos en su ejercicio fiscal pero avanza hacia el equilibrio

Un hombre consulta su teléfono junto a una tienda de Vodafone.
Un hombre consulta su teléfono junto a una tienda de Vodafone.

Vodafone España vio disminuir sus ingresos y su beneficio en su último ejercicio fiscal de 2014 ( desde el 1 de abril de 2014 hasta el 31 de marzo de 2015). En este periodo la compañía facturó 4.679 millones de euros, un 9,4% menos en términos orgánicos que en el ejercicio anterior, aunque avanza hacia el equilibrio con una tendencia positiva continuada a lo largo del año, con una caída de facturación de solo el 1,6% en el último trimestre.

El beneficio bruto operativo (Ebitda) se redujo un 29.5% interanual hasta los 1.000 millones de euros, con un descenso de cinco puntos porcentuales en el margen de ingresos sobre Ebitda hasta el 21,4%. El grupo achaca este descenso de la rentabilidad a la caída de los ingresos del servicio móvil, parcialmente compensado por los menores costes directos y gastos de operación, y el cambio en el modelo comercial con menores subvenciones de terminales.

Por su parte, los ingresos por servicio alcanzaron los 4.303 millones, un 10,5% menos en términos orgánicos que en el anterior año fiscal. El ritmo de descenso de los ingresos por servicio se ralentizó a lo largo del año: 15,3% en el primer trimestre, 9,3% en el segundo, 8,9% en el tercero y 7,8% en el último. A esta moderación contribuyó el crecimiento sostenido de los ingresos por servicio fijo, que en el último ejercicio aumentaron un 8,7%, a pesar de la reducción de los costes de terminación en un 89%.

No obstante, el grupo en su nota internacional reconoce que el ingreso medio por cliente (ARPU) sigue estando bajo presión durante todo el año como resultado de la agresiva ofertas de convergencia de paquetes fijo, móvil e Internet. También admite un cambio en la política comercial durante la segunda parte del año, con una reducción de los subsidios de terminales y mayores subsidios en los datos móviles.

Clientes

En cuanto a la base de clientes, la compañía cerró este ejercicio fiscal con un total de 14,18 millones de clientes de telefonía móvil, un 4,3% menos que a principios de año, tras la baja de clientes inactivos. Con respecto a marzo de 2014, Vodafone España ha sumado más de 700.000 usuarios debido al efecto de integración de clientes de Ono.

En el último trimestre, los clientes con contrato de telefonía móvil descendieron en 110.000, hasta 10,9 millones, debido a una menor actividad comercial y a la desactivación de 124.000 USB sin uso, mientras que los de prepago se situaron en los 3,241 millones, tras desactivarse 476.000 líneas al modificarse los criterios de desactivación de los clientes de prepago reduciendo de 9 a 6 meses el periodo de inactividad requerido para dar de baja una línea. del total de clientes móviles  2,9 millones eran de 4G.

La operadora cerró el pasado mes de marzo un acuerdo con Telefónica (anterior mayorista de Ono) para la migración de los clientes de telefonía móvil de Ono a su red, y cerca de 1,3 millones de estos clientes ya han realizado la migración

Por su parte, el número de clientes de banda ancha ascendió a 2,81 millones, tras subir 34.000 en el último trimestre. Los que disfrutan de fibra crecieron en 92.400, hasta 1,7 millones.

Vodafone cerró el año con 790.000 clientes de televisión, de los que los que disfrutan de la televisión inteligente de Ono, desarrollada sobre TiVo, aumentó en más de 30.000 hasta los 475.000, cifra que supone un incremento de más del 32% respecto al cierre del año anterior. El pasado 20 de abril, Vodafone lanzó al mercado su oferta de servicios convergentes Vodafone One, su oferta conjunta con Ono.

En los últimos doce meses, Vodafone España destinó 1.110 millones de euros a inversiones, lo que supone un 49% más que un año antes en términos orgánicos. Parte de este esfuerzo ha sido impulsado por el programa Spring, iniciativa del Grupo Vodafone diseñada para acelerar el despliegue de las redes de nueva generación. Por otro lado, en el segundo semestre del año fiscal, Vodafone España redujo sus costes operativos en 3%.

Resultados del grupo

Por su parte, el grupo ganó durante su año fiscal 5.917 millones de libras (unos 8.200 millones de euros), un 90 % menos que en el ejercicio anterior. El consejero delegado del grupo, Vittorio Colao, señalo que "ha sido un año de progreso continuo", marcado por "la estabilización en los mercados europeos" y la penetración de los datos en los mercados emergentes.

Vodafone registró en el ejercicio hasta el 31 de marzo una facturación de 42.227 millones de libras (unos 58.500 millones de euros), comparado con 38.346 millones de libras (53.100 millones de euros) en el periodo 2013-14, mientras que la deuda neta ascendió a 22.300 millones de libras (30.900 millones de euros).

En su comunicado a los inversores, la empresa destaca que su cobertura de 4G en Europa llega al 72 %, con 28 millones de hogares poseedores de "la red de nueva generación", e indicó que cuenta con 20,2 millones de clientes de 4G en 18 mercados. 

Más información