Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gasolinas, luz y teléfono elevan una décima el IPC en abril, hasta el -0,6%

Encadena 10 meses consecutivos en negativos, pese al repunte del 0,9% intermensual

El Indice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,9% en abril respecto al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el -0,6%, por la subida de los servicios telefónicos y el encarecimiento de los precios de la gasolina y de la electricidad, según ha informado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE). El dato confirma la cifra interanual que este mismo organismo hizo público hace dos semanas y se queda siete décimas por debajo de la media de la zona euro (0%). La tasa de inflación subyacente —que excluye los productos energéticos y los alimentos frescos, mucho más volátiles que el resto de componentes del índice— también repuntó una décima respecto a marzo, hasta el -0,7%.

El IPC vuelve a moderar su tasa interanual en abril, al registrar su tercer ascenso consecutivo tras la subida de dos décimas que experimentó en febrero y la de cuatro que se anotó en marzo. Pese a ello, con el dato de abril, los precios encadenan su décima tasa negativa consecutiva. Es, además, la duodécima vez en 19 meses en que los precios se sitúan en rojo.

El INE atribuye el avance interanual del IPC al comportamiento del transporte, que elevó su tasa una décima respecto a marzo, hasta el -3,4%, por el encarecimiento de los carburantes y lubricantes derivado del repunte en el precio del petróleo. Pese a su reciente encarecimiento, el precio del crudo sigue en niveles excepcionalmente bajos respecto a lo observado en la última década.

También influyeron en la subida interanual del IPC el grupo de comunicaciones, que repuntó un punto, hasta el -3,5%, por la estabilidad de los precios de los servicios telefónicos, frente al descenso que registraron un año antes, y el de vivienda, que elevó una décima su tasa, hasta el -1,9%. En este capítulo, la subida de precio de la electricidad no pudo compensar en su totalidad la bajada del gas en todas sus variantes.

En contraste con el repunte experimentado en estos tres grupos, la tasa interanual del grupo de ocio y cultura bajó en abril nueve décimas, hasta el -1,3%, y la de hoteles, cafés y restaurantes se redujo una décima, hasta el 0,6%, por el comportamiento de los precios de los hoteles, que han subido menos de lo que lo hicieron un año antes pese a la Semana Santa.

El INE destaca, también, la repercusión positiva en el índice del grupo de vestido y calzado (+10,6%) por la entrada en vigor de la nueva temporada primavera-verano. Las prendas de vestir subieron un 11,7% en tasa mensual, mientras que el calzado subió un 8%.

Por regiones, solo cinco registraron alzas en la tasa anual del IPC —Islas Baleares, la Comunidad Valenciana, Andalucía, Canarias y Castilla y León, además de la ciudad autónoma de Ceuta—.

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó una décima, hasta el 0,3%, después de tres meses estancada en el 0,2%, al tiempo que el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) —que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de eurozona, para que el dato se homologable también se sitúa en el -0,7%, una décima más que en marzo.