Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

LurakiApp, alimentos artesanos en un clic

Dos ingenieros lanzan una aplicación que pone en contacto a los usuarios con los productores más cercanos

Íñigo Busto muestra la aplicación LurakiApp para móvil en una frutería
Íñigo Busto muestra la aplicación LurakiApp para móvil en una frutería

Dos antiguos estudiantes de Ingeniería Industrial, Íñigo Busto y Javier Sánchez Sierra, se han embarcado en una emprendedora aventura tras lanzar al mercado Luraki, una aplicación para teléfonos móviles que permite localizar productos agroalimentarios y establecer una relación comercial entre el pequeño productor y los consumidores. Aprovechando que Internet está revolucionando los modelos de negocio, LurakiApp nace “de la necesidad de aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías y ponerlas al servicio de agricultores y ganadores”, explica Busto. Luraki cuenta ya con algo más de 750 productores de toda España asociados a su canal móvil y el próximo 11 de mayo abrirá un “mercado virtual” con una selección de las marcas más distinguidas.

“Luraki da al pequeño productor una visibilidad de ámbito nacional que difícilmente podría lograr de otra forma”, asegura Busto. Un modesto agricultor o ganadero consigue de este modo situarse en un gran escaparate online al que no tendría acceso por sus medios: “Dejemos que él se dedique a lo suyo. Nosotros nos encargamos de dar reputación a su género y a su marca, además de acercarle al consumidor”.

Íñigo Busto: "El productor logra una visibilidad que por sí solo no puede"

Luraki es un palabro compuesto por dos vocablos del euskera: lur, que significa tierra, y jaki, alimento o comida. La fusión de ambos conceptos inspira el desarrollo de la aplicación LurakiApp, gratuita y apta para iOS y Android. La nueva plataforma permite filtrar las búsquedas desde el móvil de entre un total de 30 categorías de productos (verduras, frutas, quesos, miel...) y discrimina si son ecológicos.

Busto y Sánchez Sierra coincidieron hace unos 20 años cuando estudiaban en la Escuela de Ingenieros Tecnun de San Sebastián. Emprendieron caminos profesionales distintos, el primero en el sector del aire acondicionado y la ventilación en Australia y Nueva Zelanda, y el segundo en la creación de aplicaciones informáticas en EE UU. Hace un año sus vidas se volvieron a cruzar. Se declaran “dos nómadas de los sabores y los sueños”, y les une la pasión por el “hedonismo gastronómico”. Han creado Luraki, afirman ambos, como “un homenaje a esos tahúres de lo exclusivo que son los agricultores, los ganaderos y los que mejoran esos productos transformándolos en auténticos manjares”.

El guipuzcoano Busto y el burgalés han radicado su proyecto empresarial en Valencia, donde han encontrado como mentor a Juan Martínez Climent, fundador de Agroterra. La primera tarea consistió en captar pequeños productores tras realizar un profundo estudio del sector primario en España. Los más de 750 que figuran en la actualidad en la “comunidad Luraki” ya están ofertando sus productos en la web. Un sistema de geolocalización permite al usuario de la aplicación encontrar en un mapa el producto que le interesa y conocer dónde se elabora.

El 11 de mayo abrirá un mercado virtual con las marcas más selectas

Ahora que el 20% de las compras se realizan a través de Internet, el siguiente salto consistirá en crear un market place, mediante el que se comercializarán, inicialmente, los productos más selectos. “Con esta herramienta, Luraki elimina los intermediarios y el productor puede ejercer un mayor control sobre su canal de venta. Además, el consumidor conocerá el origen de los alimentos e incluso mantendrá, si lo desea, un contacto directo con su productor”, señala Busto.

Luraki pretende “fomentar el consumo de proximidad” y se propone “dar un empujón a los pequeños productores que tratan de sobrevivir a la fuerte presión de las grandes multinacionales del sector alimentario”. Sus creadores sostienen que “trabajar en el campo o en una pequeña empresa o cooperativa del mundo rural tiene salida y es viable si a los pequeños productores se les facilitan las herramientas para tener una mayor presencia en el mercado. Es una buena oportunidad para encontrar nuevos nichos de mercado”. Luraki tiene previsto centralizar los envíos de venta a través de su plataforma con la finalidad de “quitar trabajo al productor y abaratar el precio final al usuario”. Para ello, ha contactado con empresas de logística para tramitar los pedidos.