Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abril-Martorell se baja el sueldo fijo un 22% como presidente de Indra

La retribución variable supondrá el 75% del total de los máximos ejecutivos de la firma

El consejo de administración de Indra ha aprobado la propuesta de Fernando Abril Martorell, de reducir en 2015 su retribución fija anual como presidente ejecutivo de la entidad en un 22,5% respecto a la que cobraba su antecesor en el cargo, Javier Monzón, según se recoge en el informe anual sobre remuneración de los consejeros.

De esta forma la retribución fija del directivo se situará en 775.000 euros en 2015, que se completará con un retribución variable que en parte se abonará en acciones, y que se elevaría a 2,32 millones de euros, con lo que cobraría un total anual de 3,1 millones en caso de cumplirse todos los objetivos durante el trienio 2015-2017.

Por su parte, el consejero delegado, Javier de Andres, percibirá en concepto de sueldo fijo 550.000 euros, que se complementará con un variable anual de 770.000 euros y una retribución a medio plazo de 880.000 euros, lo que supondrá un total anual de 2,2 millones de euros si se cumplen los objetivos. La cantidad fija en ambos casos se mantendrá invariable durante los siguiente tres años..

El consejo ha aprobado dar mayor peso en las retribuciones tanto del presidente y como del consejero delegado al variable, que pasará a ser el 75% del total, y al pago en acciones, que constituirá el 50% del total, frente al 25% actual.

Además, el consejo de administración ha establecido que la retribución de cada consejero en 2015 se reduzca un 20% respecto a la de 2014, a la vista de que no se han cumplido los objetivos hechos públicos por la sociedad para dicho ejercicio.

Adicionalmente, los consejeros ejecutivos se comprometen a invertir en la compra de acciones de la sociedad un importe equivalente a dos veces su retribución fija bruta y mantener la titularidad de esas acciones de manera permanente mientras estén en el cargo. Dicha inversión se realizará en un plazo máximo de seis años.

El consejo de Indra obtuvo una retribución de 5,2 millones de euros el año pasado, lo que supone un 23% menos respecto a los 6,75 millones de euros de 2013, aunque se añade una aportación al sistema de ahorro de 974.000 euros durante el año pasado.

El expresidente de Indra, Javier Monzón, que fue relevado en el cargo en enero pasado, recibió 2,15 millones de euros,un 35,8% menos, si bien a esa retribución se suman otros 600.000 euros en concepto de aportación al sistema de ahorro. Además, Monzón, que llevaba al frente de la multinacional 22 años, percibirá 15,8 millones de euros como finiquito incluyendo una indemnización por no concurrencia y otra por incumplimiento de preaviso.